Jersón aclama a los soldados ucranianos tras la retirada rusa

Jersón aclama a los soldados ucranianos tras la retirada rusa

Los habitantes de Jersón celebran la retirada de Rusia entregando flores a sus héroes o pidiendo un autógrafo a los soldados en la bandera de su país. El ejército ha avisado a la población de que prácticamente toda la ciudad esta minada y ha pedido cautela en las celebraciones.

En concreto ha señalado que eviten las aglomeraciones especialmente en el centro. El presidente Zelenski ha subrayado que Ucrania ha recuperado más 60 asentamientos tras la retirada rusa de Jersón y que ha retirado casi 2000 elementos explosivos.

En Rusia también subrayan algo para celebrar

El portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Ígor Konashénkov, ha informado de sus logros. Ha señalado que sus tropas han tomado la localidad de Mayorsk, en la región de Donetsk.

También que ayer el ejército ruso lanzó un ataque contra el pueblo de Dubievka donde fue destruido un arsenal de armas de la aviación ucraniana.

Rusia difundió estas imágenes en las que dice que son "ciudadanos movilizados de la región de Moscú" partiendo hacia Ucrania.

Una nueva fase

La campaña militar rusa en Ucrania ha entrado en una nueva fase con el repliegue del Ejército ruso del norte de la región de Jersón, su mayor derrota desde que en febrero pasado irrumpió en el territorio ucraniano y que Kiev considera solo un anticipo del descalabro de los planes de Moscú.

"Política y psicológicamente Rusia aún no está preparada para negociaciones de verdad y para la retirada de las tropas. Pero esto ocurrirá", escribió este domingo en Twitter el asesor de la Presidencia de Ucrania Mykhailo Podolyak.

En su opinión, esto se producirá "inmediatamente después de la liberación de Donetsk y Lugansk", ya que en Rusia "se hunde rápidamente el apoyo a la guerra" y "desde el oligarca hasta el zapatero" empiezan a pensar que "es hora de ponerle fin".

Entretanto, expertos militares tanto rusos y ucranianos como de otros países analizan la posible marcha de la campaña con la llegada de invierno.

En sur, en la región de Jersón, se espera una estabilización del frente a lo largo del río Dniéper, con la fuerzas ucranianas en la ribera derecha y las rusas en la opuesta, intercambiando fuego de artillería

El general estadounidense retirado y excomandante en jefe de las fuerzas de Estados Unidos en Europa Ben Hodges escribió en Twitter que desde la zona de la ciudad de Jersón el Ejército ucraniano puede castigar con misiles HIMARS, de alta precisión, los accesos la península de Crimea, lo que debilitará la defensas rusas.

"El 'ala izquierda' de la contraofensiva (ucraniana) toma Mariúpol y Melitópol en enero. Entonces comienza la fase decisiva de la campaña... la liberación de Crimea", pronosticó el militar, que dio por sentado que el Ejército ucraniano continuará su ofensiva durante el invierno.

Y es que en caso de que las tropas ucranianas recuperen el control de esas dos ciudades Rusia perdería el corredor terrestre hacia Crimea que abrió nada más comenzar su "operación militar especial" en Ucrania.