Jemad alerta de la entrada de Rusia en el Sahel, que aumenta el terrorismo

Madrid, 19 nov (EFE).- El jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), el almirante Teodoro López Calderón, ha alertado este sábado de que la infiltración de mercenarios rusos en el Sahel está provocando una desestabilización política "preocupante" que ha empeorado todo tipo de terrorismo y ha llevado a su expansión hacia el sur de África.

"Estamos observando una expansión del terrorismo hacia el sur, hacia la zona del Golfo de Guinea, donde no había", ha afirmado durante su intervención en la Comisión de Seguridad y Defensa que se ha celebrado en el marco de la 68 Asamblea parlamentaria de la OTAN que tiene lugar este fin de semana en Madrid y que reúne a casi 300 parlamentarios de los 30 países que componen la Alianza.

El alto representante militar ha explicado que actualmente Rusia está intentando desestabilizar el Sahel con la infiltración de mercenarios que alientan golpes de Estado que no son admitidos por la comunidad internacional y que permiten la entrada de Rusia para "hacerse cargo" de la situación.

Grupos que actúan "sin el menor respeto a los derechos humanos" y que se apropian de los recursos naturales de estos países para obtener un beneficio "de maneras que no son muy rigurosas."

En este sentido, López Calderón ha mostrado su por la desestabilización que hay en la zona y que produce "graves riesgos" ya no solo por la revitalización del terrorismo yihadista sino de otro tipo de actividades delictivas como el tráfico de drogas o de seres humanos.

El almirante ha incidido en que en la actualidad la amenaza principal es Rusia que también pone en riesgo la zona del Sahel.

"El terrorismo trasnacional amenaza África y Oriente medio y particularmente preocupa la situación del Sahel donde ya no es solo el terrorismo de corte yihadista que se expande más, sino que se ha convertido en una zona de competición estratégica con la actuación de Rusia y sus mercenarios", ha incidido.

Ha recordado que incluso en Irak donde el terrorismo se está consiguiendo amortiguar, aún "no del todo....y el terrorismo del Sahel puede progresar con cierta facilidad".

López Calderón, que ha insistido en el "firme compromiso" del Gobierno con la Alianza y con el aumento de la inversión en Defensa, ha reiterado en que España y la OTAN tienen que tener una visión de 360 grados y mantener su plan estratégico sobre la disuasión en materia defensiva.

Ha recordado que la guerra en Ucrania ha cambiado la visión defensiva que se tenía de la Alianza y sus planes logísticos, que se van adaptando a la nueva realidad de una guerra intensa y larga en el tiempo.

"Y la solución no es únicamente militar. Hay que hacer una estrategia global", ha reiterado ante los nuevos retos que tiene la Alianza derivados de una guerra también con mejores tecnologías y donde también se incluye la manipulación de la información.

"El ciberespacio es también campo de batalla", ha dicho al tiempo que ha instado a tenerse que "replantear lo números" para invertir en tecnología de vanguardia y en personal altamente cualificado.

Ha dejado claro que los cambios en la arquitectura de la seguridad requieren incrementos de recursos materiales y financieros: "El compromiso del Gobierno español es firme y el compromiso del 2 % de inversión en Defensa es un buen punto de anclaje para apuntalar esta transformación".

(c) Agencia EFE