Jeff Bezos dejará la dirección ejecutiva de Amazon este año

Julie JAMMOT
·4 min de lectura
Un conductor de reparto de Amazon.com Inc. lleva cajas a una camioneta fuera de una planta de distribución, el 2 de febrero de 2021, en Hawthorne, California.

Un capítulo de la historia de internet llega a su fin: Jeff Bezos, el emblemático fundador de una librería en línea convertida en gigante tecnológico, anunció el martes que cederá este año el puesto de director ejecutivo de Amazon, aunque se mantendrá como presidente de su consejo de administración.

Jeffrey Preston Bezos -quien rivaliza por poco con el jefe de Tesla, Elon Musk, por el título de hombre más rico del mundo- pasará las riendas en el tercer trimestre a Andy Jassy, actualmente a la cabeza de la división de la nube del grupo (AWS).

Pero el multimillonario estadounidense, de 57 años, no se jubila, tal y como insistió él mismo en una carta a sus empleados, que suman 1,3 millones en el mundo.

"Seguiré implicado en las grandes decisiones de Amazon", escribió Bezos, aunque ahora con "el tiempo y la energía" para concentrarse en sus actividades filantrópicas, el Day One Fund y el Earth Fund, así como en su compañía aeroespacial Blue Origin y el diario Washington Post, que compró en 2013.

Bezos creó Amazon hace 27 años en un garaje. "La pregunta que más me hacían entonces era. '¿Qué es internet?'", ha relatado.

La empresa se diversificó en el comercio electrónico en general, forzando al resto del mercado a acelerar los plazos de entrega hasta la promesa de recibir un paquete en menos de 24 horas.

Amazon se convirtió en una de las vitrinas imprescindibles de internet, pero también en una parte esencial de la infraestructura de la red gracias a sus servidores que albergan datos y servicios para grandes empresas como Netflix.

- "Marca indeleble" -

También incursionó en la robótica y en la inteligencia artificial y entró en los hogares a través de las plataformas de entretenimiento, televisiones, cámaras y altavoces conectados a los que ahora se dirigen millones de personas con una palabra clave: "Alexa".

En Bolsa, su valor ronda los 1,6 billones de dólares, diez veces más que hace diez años.

"Amazon es [la empresa] que es gracias a los inventos", afirmó Bezos. "Si lo haces bien, algunos años después de una invención sorprendente, las cosas nuevas se convierten en normales. La gente bosteza. Es el mejor cumplido que un inventor puede recibir", continuó.

"Veo a Amazon más inventiva que nunca, lo que lo convierte en el momento óptimo para esta transición", añadió.

"La salida de Bezos como director ejecutivo provocará una ola de choque en el mundo de la tech", valoró el analista Dan Ives, de Wedbush. "Es un titán del sector. Dejará una marca indeleble que ha cambiado el mundo".

El anuncio llega en momentos en que Amazon sale ampliamente reforzada de un año de pandemia que hizo explotar el comercio por internet y las necesidades en la nube (informática a distancia).

En 2020, el grupo de Seattle generó más de 386.000 millones de dólares de ingresos, de los que obtuvo un beneficio neto de 21.300 millones, más del doble que en 2019.

- Desafíos -

El futuro jefe, Andy Jassy, entró en la empresa cuando todavía se encontraba en su fase de despegue, en 1997, como director de marketing.

Fundó Amazon Web Services en 2003. La rama de la nube, menos conocida para el gran público, se convirtió en una de las más rentables del grupo que domina este mercado mundial, por delante de Microsoft y Google.

"A medida que Amazon se concentra en este sector y sus batallas contra Microsoft, el hecho de que Andy tome las riendas indica el comienzo de un nuevo capítulo en la carrera de la nube", comentó Dan Ives.

Jassy, sin embargo, deberá hacer frente a numerosos desafíos y controversias.

Segundo empleador más importante de Estados Unidos (con 800.000 trabajadores), Amazon es regularmente criticado por las condiciones de trabajo en los almacenes y las entregas, pese al salario mínimo garantizado de 15 dólares la hora y los miles de millones invertidos en medidas sanitarias durante la pandemia de covid-19.

Pero, principalmente, Amazon y el resto de colosos de la tecnología se encuentran en la mira de las autoridades estadounidenses que les acusan de abuso de posición dominante, especialmente después de un año en el que su poder se vio exacerbado por la pandemia de coronavirus.

"La compañía que Jeff Bezos fundó hace casi tres décadas está bajo una nube de escrutinio", reaccionó Maurice BP-Weeks, directivo de Athena, un colectivo de asociaciones anti Amazon.

"Los empleados se están manifestando, se están yendo y se están organizando contra las miserables condiciones de trabajo. Y los pequeños negocios se están juntando para hacer frente a las prácticas anticompetencia de Amazon", aseguró.

juj/rle/rs/lda