Jebel Marra, un osais de agricultura en Sudán custodiado por los últimos rebeldes de Darfur

·1 min de lectura

Bombardeados, atacados por todos lados y asediados por los militares, los habitantes de Jebel Marra viven aislados del mundo. No obstante, a diferencia de otros habitantes de Darfur, estos rebeldes no mueren de hambre: las montañas, ricas en agua, producen miles de árboles frutales y el ganado pasta a sus anchas.

Al inicio de la guerra civil en 2003, Khadiya lo dejó todo atrás. Soldados sudaneses destruyeron su pueblo y mataron a su marido, tras ello tomó las armas para defender a su pueblo. Desde allí veía el Macizo de Jebel-Marra, que provenía mucha comida a todo el territorio.

"Soñaba con poder visitar ese lugar y después me enteré de que el Gobierno lo había atacado, tanto niños como adultos, mataban a los negros, por eso me vine a luchar", hoy es una de las guerreras del ALS, el Ejército de Liberación de Sudán.

El ALS controla las montañas del Macizo, una región en la que viven unas 300.000 personas, muchas de ellas huyeron de las acciones del Gobierno, acusado ante la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra contra su población.

En este lugar han muerto muchos civiles y soldados de bando y bando, pero con el control del ALS sobre el territorio, un oasis de alimentos y agua en el país, muchos civiles se sienten protegidos de las acciones militares del Estado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente