Georgina Rodríguez y Javier Fernández, el pasado en común que no conoces

Gracias a las redes sociales hemos descubierto que Georgina Rodríguez y Javier Fernández tienen un pasado en común. La novia de Cristiano Ronaldo ha felicitado al patinador madrileño por su medalla de bronce en los Juegos de Invierno de PyeongChang 2018 con un mensaje que no deja lugar a dudas. "Enhorabuena, campeón. Te lo mereces. Quién nos lo iba a decir en la academia de ballet. Sigue así", publicó.

VER GALERÍA

Y es que Javier, de 26 años, está muy unido a Jaca, ciudad en la que Georgina, de 24, ha vivido gran parte de su juventud. La modelo llegó a esta localidad en compañía de su familia cuando era pequeña y a los cuatro años comenzó a estudiar danza clásica en la escuela de Susana Ara, llegando a formar parte del Joven Ballet del Pirineo.

El patinador, por su parte, comenzó a tejer su sueño en una pista de hielo de Majadahonda, y de ahí se trasladó a Jaca, una ciudad clave en su carrera, como también lo han sido Nueva Jersey, Moscú y Toronto. Javier llegó al Centro Especializado en Tecnificación de Deportes de Invierno de Aragón siguiendo a su hermana, Laura, que despuntaba como patinadora en el año 2005. Allí, rodeado por jóvenes patinadores de otras partes del mundo, afianzó su destreza en saltos y piruetas. Volvieron a Madrid a los dos años y, aunque su hermana ya era la mejor patinadora juvenil de España, Javier lo dejó durante un tiempo y pensó en dedicarse al hockey. “Estaba desmotivado, no progresaba, no se sentía arropado por entrenadores y clubes”, dijo Laura sobre Javier en El País Semanal

VER GALERÍA

Ante la posible pérdida de un gran talento, Mikel García, su entrenador en Jaca, le organizó  tras su regreso a Madrid un encuentro con el ruso Nikolai Morozov - un gurú del patinaje que había guiado a Shizuka Arakawa hasta el oro olímpico de 2006-. El entrenador no le dio mucho margen: le ofrecía entrenarse gratis con él en Nueva Jersey, pero debía afrontar los gastos de vivir en el extranjero. “Cuando decidí irme de España a lo loco fue el primer paso”, dice el patinador en declaraciones recogidas por El País. El propio Mikel García le acompañó. “Si no, solo con 17 años hubiera estado perdido”, reconoce.

Para Javier, volver a Jaca es "como volver a casa", contó en un reportaje de LaLiga4Sport. "Seguimos yendo, por algo será", añadió. De hecho, el pasado mes de diciembre, el patinador obtuvo la mejor puntuación en el programa Corto del Campeonato de España de Patinaje que se disputa en el Pabellón de Hielo de Jaca.

VER GALERÍA

Según el currículum vítae de Javier y Georgina, ambos coincidieron durante su adolescencia en la Academia de Danza Susana Ara, de Jaca. En esta imagen vemos a la novia del astro portugués con tan solo cuatro años, representando una escena del Lago de los cisnes. 

La vida de Javier y Georgina dista mucho a la que llevaban en Jaca. El patinador acaba de regresar a España con un nuevo triunfo. "Estoy de vuelta en casa y súper contento de traer una medalla y compartirlo con la gente. Mi estado es de felicidad plena. Estoy con nervios solo de ver a toda esta gente en el aeropuerto. No me lo esperaba en absoluto", dijo nada más aterrizar en el aeropuerto de Madrid, dónde le recibieron unas doscientas personas.

VER GALERÍA

Para Georgina, por su parte, el baile sigue siendo algo fundamental pero su carrera ha ido por otros derroteros. "El baile debería ser parte indispensable en la vida de todas las personas. ¡Es tan completo! Te hace ejercitar el cuerpo y la mente recordando pasos, interactuar con más gente, te aporta risas y felicidad. Estoy muy agradecida con mis padres por inculcarnos siempre una vida sana basada en el baile y en el deporte", declaró a la revista ¡HOLA! La joven ha fichado por una prestigiosa agencia de modelos y ha formado una preciosa familia con Cristina Ronaldo y los pequeños Cristiano Jr., los mellizos Eva y Mateo y la recién nacida Alana Martina. "La vida es un continuo cambio, no soy la misma que ayer y tampoco la misma que mañana. ¡Menos mal! El crecimiento personal es una de las cosas que más valoro en la vida. Hay que enfocarse en lo positivo. En el presente doy gracias a Dios por lo que me ha dado y me centro en ser mejor cada día. Me siento muy feliz", añadió.