Javier Aroca emociona con su reacción a la exhumación de Queipo de Llano

Imagen de archivo de Javier Aroca. (Photo: Cadena Ser)
Imagen de archivo de Javier Aroca. (Photo: Cadena Ser)

Imagen de archivo de Javier Aroca. (Photo: Cadena Ser)

El tertuliano de Hoy por hoy de la Cadena SER Javier Aroca se ha emocionado este viernes al hablar de la exhumación de los restos del general franquista Queipo de Llano de la basílica de la Macarena, en Sevilla.

En una emotiva intervención, ha asegurado que “no es imaginable que en un país democrático y una sociedad democrática haya un partido de ideología demócrata que no comparta el sufrimiento que causa un golpe de estado, una guerra y la represión posterior”.

Aroca ha recordado que “no fue una guerra normal, ya que fue como consecuencia de un golpe de estado fascista contra la legalidad republicana” que provocó “muchas víctimas”.

También ha querido recordar que Queipo de Llano realizó discursos radiofónicos “contra la población civil” e hizo amenazas de violación “inaceptables”.

Por ejemplo, este es un mensaje que dio: “Nuestros valientes Legionarios y Regulares han demostrado a los rojos cobardes lo que significa ser hombre de verdad. Y, a la vez, a sus mujeres. Esto es totalmente justificado porque estas comunistas y anarquistas predican el amor libre. Ahora por lo menos sabrán lo que son hombres de verdad y no milicianos maricones. No se van a librar por mucho que berreen y pataleen”.

“Cualquiera que no lo repudie y que no se alegre de que toda esta simbología del fascismo y del crimen se vaya evaporando de nuestras mentes y vidas es porque no está vivo y no vive el dolor de la gente, que también hay que vivirlo”, ha explicado Aroca.

Además, ha recordado que la Macarena siempre ha sido “la virgen del pueblo de la Macarena, de los obreros y de la gente”.

“Esto es una mancha de la que no tiene la culpa los macarenos, muchos de ellos yacen muertos en fosas sin nombre donde fueron acribillados en sus murallas, donde todavía se ven los orificios de los proyectiles”, ha afirmado, señalando que mandó matar a civiles y a sus propios compañeros.

Aroca también ha aprovechado para leer un poema escrito por Rafael Alberti a la Virgen de la Macarena:

Déjame esta madrugada
lavar tu llanto en mi pena,
Virgen de la Macarena,
llamándote camarada.
Que tú no eres generala,
abogada del terror,
sino madre del amor,
lumbre que todo lo iguala.
Camarada, compañera,
de obreros y campesinos,
nunca de los asesinos
del pueblo que te venera.
Muchacha de Andalucía,
la más clamorosa alhaja
de la sola cofradía,
de la gente que trabaja.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR