Japón quiere poner un astronauta en la Luna para 2030

Recreación artística del alunizaje del Rover japonés | JAXA

Las llamativas conferencias de NASA y el constante aluvión de información procedentes de la Agencia Estadounidense a veces nos hacen olvidar los avances y noticias de otras instituciones, públicas o privadas, que en la actualidad se han hecho un merecido hueco en la conquista y exploración aeroespacial.

Y JAXA, la agencia espacial japonesa, es quizá una de las más silenciosas a pesar de que sus recientes logros deberían colocarla en una destacada posición de cara al futuro. Todos conservamos en la retina las impresionantes imágenes recogidas por una de sus sondas espaciales, la misión Kaguya/SELENE, que hace ya diez años fue capaz de regalarnos una de las visiones más increíbles que tenemos de nuestro planeta.

A nadie se le escapa ya que la competencia entre las grandes potencias asiáticas va a suponer un impulso en la carrera espacial y que países como China, India y por supuesto Japón, empiezan a vislumbrar planes serios más allá de las ya rutinarias órbitas bajas de la Estación espacial internacional.

No obstante, y a pesar del previsible auge de las agencias asiáticas, el anuncio público de JAXA de su misión para colocar un astronauta japonés en la superficie de la Luna ha supuesto todo un bombazo informativo. Japón se une así a esta nueva y renovada carrera por la Luna, siguiendo de cerca los pasos de China que también anunció sus intenciones de pisar nuestro satélite en apenas dos décadas.

Hace un tiempo ya hablábamos en esta misma sección de ciencia en Yahoo sobre la silenciosa, pero imparable, conquista espacial de China, y por lo que estamos viendo, Japón se ha colocado de cerca en esa carrera. De hecho, las similitudes entre las dos agencias son demasiado evidentes como para negar que esto se ha convertido ya en una carrera.

Veamos algunos de estos paralelismos:

China anuncia su intención de colocar un Rover en la superficie de Marte para 2020. Meses después, Japón se une al carro y hace pública una misión con las mismas intenciones: llevar un Rover a la Luna para 2018, un objetivo que no parece que puedan cumplir y que se han visto obligados a retrasar a 2019.

El pasado mes de junio, China anuncia que, siguiendo con su programa lunar Chang’e, el próximo paso será colocar un astronauta en la superficie con la primera misión tripulada a la Luna desde la década de los ’70. Y ahora, tan solo unas semanas después, Japón anuncia el mismo objetivo…

Secuencia de imágenes captadas por la sonda Selene/Kaguya de Japón en la Luna en 2007

Por supuesto, anunciar planes es la parte sencilla de esta carrera declarada. Ahora falta saber si las dos potencias asiáticas serán capaces de cumplir con los objetivos que ellas mismas se han marcado.

Con un vistazo rápido a la situación actual de ambas agencias espaciales, parece claro que la mejor situada para conseguirlo es China que, con su programa Chang’e, ya ha conseguido colocar un Rover en la Luna.

Japón, a pesar del éxito de SELENE, aún no ha pisado el regolito lunar y, como ellos mismos reconocen, necesitará de ayuda internacional para conseguir poner un astronauta en nuestro satélite.

Lo que sí parece claro es que los aficionados a la exploración espacial, conocedores de las limitaciones presupuestarias del gigante estadounidense, damos la bienvenida a estas iniciativas asiáticas que pueden suponer un empujón necesario a una carrera que poco a poco se ha ido estancando y limitándose a las órbitas bajas.

Referencias científicas y más información:

Phys Astronomy & Space “Japan reveals plans to put a man on moon by 2030

Ben Westcost “Japan wants to put a man on the moon, accelerating Asian space race” CNN News

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines