Japón: tribunal rechaza la legalidad del matrimonio igualitario

·4 min de lectura
© Philip Fong / AFP

Un tribunal japonés dictaminó que la prohibición del matrimonio entre parejas del mismo sexo no es inconstitucional. Además, negó la solicitud de compensación económica por daños y perjuicios a un grupo de personas que había abierto el caso con el fin de buscar el reconocimiento del matrimonio entre parejas del mismo sexo en el país. La decisión fue condenada por los grupos a favor de los derechos de la comunidad LGBTIQ+-

El 20 de junio se conoció una sentencia emitida por el Tribunal del Distrito de Osaka donde ratifica que “no permitir el matrimonio de personas del mismo sexo no viola la Constitución”. La decisión llega luego de que tres parejas del mismo sexo, dos hombres y una mujer, reclamaran ante el Tribunal la legalización del matrimonio igualitario en el país.

El grupo que hizo el reclamo se basó en el artículo 14 de la Constitución política, el cual estipula que debe haber igualdad para la aplicación de las leyes y que no debe existir discriminación basada en “las relaciones políticas, económicas o sociales por razones de raza, credo, sexo, condición social u origen”.

Sin embargo, el Tribunal respondió fundamentándose en el artículo 24 de la Constitución, que afirma que el matrimonio “está basado únicamente en el consentimiento mutuo de ambos sexos”.

De igual manera, fue negada la petición de compensación económica por daños y perjuicios para los demandantes por un millón de yenes, aproximadamente USD$ 7.300.

Grupos de activistas tratan de presionar al Gobierno para la legalización del matrimonio igualitario

La lucha por legalizar el matrimonio entre parejas del mismo sexo en Japón no es nueva. En marzo del 2021, un grupo de activistas que buscaba ejercer presión sobre el Gobierno central para abordar la petición, recibió una respuesta por parte del Tribunal de Sapporo donde aseguraba que “no permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo era inconstitucional”.

Con la nueva respuesta del Tribunal de Osaka, las parejas del mismo sexo han perdido la posibilidad de lograr igualdad ante la ley para recibir beneficios como heredar los bienes del otro, tener acceso a pensiones y seguridad social, entre otros.

"Me pregunto si el sistema legal de este país realmente está funcionando", aseguró Machi Sakata, una de las demandantes ante el Tribunal de Osaka, que se casó con su pareja en Estados Unidos. El Tribunal también dictaminó que era un tema que no se había discutido lo suficiente en la sociedad japonesa.

Por su parte, el primer ministro Fumio Kishida dijo que el particular debe ser tratado cuidadosamente. Su partido, el Liberal Democrático, se ha mostrado a favor del tema aunque no ha presentado un proyecto hasta la fecha.

Desde la semana pasada, la prefectura de Tokio aprobó un proyecto de ley para reconocer los acuerdos entre las parejas del mismo sexo y así poder obtener ciertos beneficios como alquilar propiedades juntas y tener derecho de visitas al hospital en caso de ser necesario, sin embargo, no tienen los mismos beneficios que las parejas heterosexuales.

"En este caso, enfatizamos que queríamos que las parejas del mismo sexo tuvieran acceso a las mismas cosas que las parejas regulares", dijo el abogado Akiyoshi Miwa, agregó que apelarían.

Un largo camino por recorrer en materia de derechos LGBTIQ+

Japón se caracteriza por tener una sociedad conservadora. Es el único país del grupo del G7, integrado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Reino Unido e Italia, donde el matrimonio igualitario aún no es legal. Sin embargo, en el continente asiático, Taiwán es el único país donde el matrimonio entre parejas del mismo sexo es totalmente reconocido.

En algunos países asiáticos como Malasia, Singapur, Sri Lanka, Qatar, entre otros, la homosexualidad es criminalizada aún, generando fuertes condenas de cárcel e incluso la pena de muerte a adultos que sean sorprendidos teniendo relaciones sexuales con personas de su mismo sexo.

La legalización del matrimonio entre parejas del mismo sexo no solamente es importante para sus interesados. Durante los últimos años, las empresas analizan la inclusión de la comunidad LGBTIQ+ antes de invertir en un país, ya que se ha demostrado que es un mercado fuerte con gran potencial económico y con necesidades distintas.

Masa Yanagisawa, jefe de servicios principales de Goldman Sachs y miembro de la junta del grupo activista ‘Marriage for all Japan’, aseguró que "las empresas internacionales no quieren invertir en un lugar que no sea apto para los LGBTIQ+".

Una encuesta realizada en la ciudad de Tokio a finales del año pasado, dio a conocer que alrededor del 70% de sus habitantes estaban a favor del matrimonio igualitario.

Se espera que en los próximos días se abra un debate por parte del Gobierno.

Con Reuters y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente