Japón suspende el uso de lotes de la vacuna de Moderna que pudieron fabricarse en España

·1 min de lectura
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El Ministerio de Salud de Japón ha suspendido este jueves “como medida de precaución” el uso de 1,6 millones de vacunas de Moderna contra el coronavirus después de haber hallado en varios viales “materiales extraños”.

La cartera japonesa ha comunicado que se han confirmado sustancias extrañas desde el 16 de agosto en ocho sitios de vacunación y el socio japonés de Moderna, Takeda Pharmaceutical, ha instado a las instituciones a no usar ninguna dosis con anomalías.

Por su parte, un portavoz de la farmacéutica Moderna ha informado de que se está reteniendo los lotes mientras se investiga el problema de fabricación, cuyas primeras hipótesis apuntan a que fue producido en su centro ubicado en España.

Asimismo, el Ministerio de Salud japonés ha detallado que “el tamaño de las sustancias extrañas confirmadas en 39 viales es de unos pocos milímetros y se desconoce qué elementos son”, además de pertenecer a unos lotes producidos al mismo tiempo en Madrid, según recoge la agencia Kiodo.

El laboratorio estadounidense ha compartido que está trabajando con su socio japonés y con los organismos reguladores nipones para abordar los posibles problemas, según recoge la agencia Bloomberg.

Asimismo, ha insistido en que en estos lotes no se han identificado problemas de seguridad o de eficacia contra la enfermedad.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente