Japón da el sorpresón en el grupo de España y tumba a Alemania

Lo de Argentina contra Arabia Saudí, visto lo visto, no es tan raro. Solo un día más tarde, Japón ha tumbado a Alemania por 1-2 y ha dado la gran sorpresa en el grupo de España.

La selección nipona ha silenciado a la germana, protagonista en la previa del encuentro. Los de Hansi Flick se taparon la boca en el posado oficial sobre el césped para protestar por la censura de la FIFA contra el brazalete arcoiris para no ofender al régimen catarí. Sin embargo, el aplaudido gesto quedará como una anécdota tras el giro de guion deportivo.

Parecido a lo que ocurrió con Argentina, también empezó bien el encuentro para Alemania. Un penalti anotado por Gundogan cumplida la media hora abría el partido a favor de los europeos, con la previsión de que su dominio fuera siendo mayor. El VAR evitó que al descanso se llegara con una ventaja mayor al anular por fuera de juego un tanto de Kai Havertz, y los palos tras el descanso en sendos disparos de Gnabry y Gundogan, sin olvidar cuatro paradas seguidas de Gonda que desesperaron al extremo del Bayern.

Pero empezaron a verse las carencias de la Mannschaft. Con los cambios y la salida de Muller y el propio Gundogan el equipo se vino abajo. Japón siguió creyendo a la contra, su estrategia durante todo el encuentro y sus cambios tuvieron la recompensa.

A un cuarto de hora del final del tiempo reglamentario, llegó el empate, de Ritsu Doan, tras una gran jugada que ni Neuer pudo frenar pese a una mano salvadora. Y rozando el descuento, el mazazo mayor. Takuma Asano, cuya entrada desarboló a Rudiger y compañía, y se fue en carrera hasta la meta del portero alemán, al que batió para reventar el Grupo E.

En la previa del torneo, Luis Enrique ya hablaba de un Japón que le inquietaba, sin entrar en grandes detalles técnicos. Alemania, en proceso de reconstrucción, tampoco llegaba como clara aspirante al título. Sin embargo, ni lo uno ni lo otro quitan que la victoria nipona haya sido un notición... y una tormenta para el grupo de España. Ahora se multiplican los peligros y resulta clave no patinar en el partido inicial ante Costa Rica. Y Alemania se verá obligada a cambiar mucho si no quiere verse fuera de octavos por segundo Mundial consecutivo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR