Jansa, el Orbán esloveno, afronta una moción de censura por "antidemócratico"

Agencia EFE
·4 min de lectura

Zagreb, 14 feb (EFE).- Janez Jansa, el populista primer ministro de Eslovenia, admirador de Donald Trump y aliado de Viktor Orbán, afronta mañana lunes una moción de censura, acusado por la oposición de centroizquierda de antidemocrático y de no respetar los valores de la UE.

La "moción constructiva" ha sido presentada por cinco de los seis partidos de la oposición, que suman sólo 43 de los 46 votos que serían necesarios para apartar del poder a Jansa y al tripartito de centroderecha que lidera desde marzo del año pasado.

La iniciativa parlamentaria propone como nuevo primer ministro a Karl Erjavec, del Partido de los Jubilados (DeSUS), que ha sido cuatro veces ministro en tres carteras diferentes.

VOLVER A EUROPA

Erjavec afirma que Eslovenia, que en junio asumirá la presidencia rotatoria semestral de la Unión Europea, "ha sido alejada del núcleo de la UE" durante los once meses de Gobierno de Jansa.

"Mi cometido es devolver a Eslovenia al camino correcto", afirma Erjavec, cuyo Gobierno sería el tercero desde las elecciones de 2018.

Los promotores de la moción acusan a Jansa de haber instaurado una "democracia autoritaria" que atenta contra la independencia de la Justicia, de la prensa libre, de la sociedad civil y los órganos de control, y de haber ocasionado un enorme daño al prestigio del país en el extranjero.

JANSA: "MOCIÓN DESTRUCTIVA"

Jansa, por su parte, afirma que esta "moción destructiva" es un intento de desestabilizar al país durante la pandemia de la covid-19 y ante el comienzo de la Presidencia eslovena de la UE.

"Se trata de un derramamiento patético del odio ideológico" que, en su opinión, sería "cómico" si el país no afrontara retos importantes.

Jansa, que ya fue jefe de Gobierno entre 2004 y 2008 y entre 2012 y 2013, y su Partido Demócrata Esloveno (SDS) ganaron las elecciones de junio de 2018 con un mensaje antiinmigración y eurocrítico, pero no pudo formar Gobierno por el rechazo de la mayoría de los partidos a pactar con él.

Tuvo que esperar a marzo de 2020 para ser investido primer ministro, tras la dimisión dos meses antes del centrista Marjan Sarec debido a la debilidad de su coalición de cinco partidos.

APOYO A TRUMP

El pasado noviembre Jansa llamó la atención al dar por ganador y felicitar a Donald Trump, mucho antes de que se conocieran los resultados de las elecciones estadounidenses, y al anunciar que Joe Biden, que finalmente ganó los comicios, sería el "presidente más débil en la historia de EEUU".

El primer ministro esloveno ha promovido en redes sociales como Twitter y Parler teorías conspirativas sobre un supuesto fraude electoral en EEUU.

También ha lanzado en el pasado campañas nacionalistas anti-migración en la línea de su homólogo húngaro Viktor Orbán, mientras, según fuentes independientes eslovenas, medios de comunicación allegados a Orbán invirtieron millones de euros en medios pro Jansa de Eslovenia.

ATAQUES A LA PRENSA

Sus ataques a la prensa independiente, que él afirma está controlada por el "Estado profundo" al que también se ha referido Trump, han suscitado repetidas protestas de asociaciones de prensa eslovenas y internacionales.

Jansa ha calificado de "mentirosos sin fronteras" a la ONG "Reporteros sin Fronteras" y ha insultado con el epígrafe de "prostituta desgastada" a una periodista de la televisión pública que lo criticó.

El pasado noviembre apoyó a Hungría y Polonia cuando estos dos países bloquearon el presupuesto de la UE y las ayudas contra la crisis provocada por la pandemia, para forzar que no se vincule la recepción de fondos comunitarios el cumplimiento del Estado de Derecho.

PROVINCIA HÚNGARA

Sus vínculos con Orbán son tales que Tomaz Dezelan, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Liubliana, asegura a Efe que Eslovenia se "va convirtiendo en una provincia húngara", parecida "cada vez más al 1984 de Georges Orwell debido a su ansia de destruir todo elemento que no lo apoya plenamente".

Este experto afirma que su paso por el Gobierno será recordado "por los escándalos de corrupción, las mayores manifestaciones antigubernamentales en la historia del país y por una de las peores segundas olas de covid en el mundo".

"El gobierno de Jansa es tan nocivo para Eslovenia como el de Trump lo ha sido para EEUU" afirma el analista político Alem Maksuti.

Con todo, Maksuti considera muy incierto el resultado de la moción de censura y reconoce que todo depende de varios diputados sin ideología movidos por intereses privados.

Aún así, opina que incluso si Jansa supera la moción, este paso marca "el comienzo del fin" de su Gobierno.

"Estamos mirando la última escena de la mísera carrera política de un viejo político frustrado e incapaz", comenta.

El SDS de Jansa forma una coalición sin mayoría parlamentaria junto a la conservadora Nueva Eslovenia y el Partido Moderno del Centro, de centro izquierda

Jansa cuenta también con el apoyo del ultranacionalista SNS, y de dos diputados de las minorías italiana y húngara, que tradicionalmente no votan contra el Gobierno en poder.

Vesna Bernardic

(c) Agencia EFE