James Franco usa el feminismo para escapar de su presunto abuso sexual

·3 min de lectura
NEW YORK, NY - NOVEMBER 27:  Actor James Franco attends IFP's 27th Annual Gotham Independent Film Awards on November 27, 2017 in New York City.  (Photo by Dimitrios Kambouris/Getty Images for IFP)
James Franco considera que 'no es momento' de hablar de abuso sexual en Hollywood (Photo by Dimitrios Kambouris/Getty Images for IFP)

El actor James Franco fue acusado de abusar sexualmente de varias mujeres con el pretexto de sus cursos de interpretación. Han sido varias las estudiantes de sus talleres de cine las que le han señalado por un presunto delito sexual que hoy acalla con dinero.

Las demandas que fueron presentadas hace dos años por Toni Gaal y Sarah Tither-Kaplan apuntaban a que, en el año 2014, el actor aprovechaba la simulación de escenas de sexo para propasarse con ellas e incluso practicar sexo oral quitando la protección de plástico de las vaginas.

Además de esto, también le acusaron de falsas promesas de papeles en films de Hollywood a cambio de ciertos favores o acercamiento sexual con él. Ahora que ha llegado el momento de la resolución sobre estos presuntos abusos, James Franco y su equipo legal han pagado 1,9 millones de euros para llegar a un acuerdo con las demandantes y que se archive la demanda.

‘The Hollywood Reporter’ recoge esta noticia que deja a Franco en peor lugar, si cabe, del que ya tenía. Lo más irónico del asunto es que el actor paga a cambio de limpiar su nombre y paralizar el proceso legal en vez de demostrar su inocencia.

Lo peor es que el artista usa el feminismo para justificar que pague por el silencio de las mujeres. El citado medio ha tenido acceso a los documentos presentados por el equipo legal de Franco y recogen lo siguiente: “Si bien los demandados continúan negando las acusaciones, reconocen que los demandantes han planteado cuestiones importantes; y todas las partes creen firmemente que ahora es un momento crítico para abordar el maltrato a las mujeres en Hollywood”.

En otras palabras, Franco sigue defendiendo su inocencia respecto al supuesto delito pero asegura que ‘no es momento’ para tratar el tema y que por eso prefiere pagar y que cierren el pico antes de que la cosa vaya a más, es bastante indignante.

De igual modo, que las presuntas supervivientes acepten el dinero y no sigan adelante luchando para que James acabe (de ser culpable) dónde debe acabar, también me parece sorprendente pero, la burda excusa de él metiendo el argumento del maltrato a las mujeres en Hollywood siendo, precisamente, eso de aquello que se le acusa, es realmente denigrante.

Cabe destacar que, un año antes de ser demandado, en el año 2018 ya protagonizó una polémica cuando se presentó a los Globos de Oro con un pin del movimiento “Time’s Up” que lucha contra el acoso sexual en Hollywood y se le echaron encima en las redes sociales precisamente por ser responsable de supuestos abusos a mujeres y, de ahí, nació todo.

Lo que es intolerable, al margen del acuerdo legal al que hayan llegado ambas partes, es que se use el feminismo y el #MeToo para acallar testimonios de supuestas víctimas. Es como si te demandan por racismo y apelas a las muertes de personas negras y al movimiento 'Black Lives Matter' para desembolsar los millones y silenciar a tus demandantes, un sinsentido que poco favorece a James Franco aunque, dicho sea de paso, su imagen en la industria está tan manchada que esto no hace más que embarrarla un poco más.

Más historias que te pueden interesar

Charlyne Yi acusa a James Franco de ser un “depredador sexual”

Seth Rogen admite que las acusaciones de acoso sexual que recibió James Franco han afectado a su amistad

La caída en desgracia de James Franco

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente