Jair Bolsonaro ya no será sometido a cirugía por obstrucción intestinal

·3 min de lectura

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, no será operado por la obstrucción intestinal que lo aqueja y por la que fue hospitalizado el pasado 3 de junio en la ciudad de Sao Paulo. Bolsonaro, quien se recupera en el Hospital Vila Nova Star, sufre de esta condición desde 2018 cuando fue apuñalado en plena campaña presidencial.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, superó la obstrucción intestinal y no necesitará cirugía, según informó su equipo médico en Sao Paulo.

"El estado de suboclusión (obstrucción) intestinal del presidente se deshizo... La evolución clínica y de los exámenes de laboratorio del paciente siguen satisfactorios y será iniciada hoy una dieta líquida. Aún no hay previsión de alta", asegura el boletín del Hospital Vila Nova Star donde está internado.

La decisión de no operar al mandatario se tomó después de que fuera evaluado por su médico, Antonio Macedo, quien estaba de vacaciones en las Bahamas y llegó a Sao Paulo el martes por la mañana.

El presidente brasileño publicó en Twitter el 3 de enero que comenzó a sentirse mal el domingo después del almuerzo.

Había estado de vacaciones en el estado sureño de Santa Catarina y fue trasladado urgentemente a Sao Paulo en avión.

Esta es la segunda hospitalización del gobernante en seis meses por el mismo motivo. En julio de 2021 fue ingresado por una obstrucción intestinal, que también superó con tratamiento y sin necesidad de cirugía.

El bloqueo fue la última complicación de Bolsonaro tras un apuñalamiento que sufrió en septiembre de 2018 en medio de la campaña presidencial. Tras el atentado, ha sido sometido a varias operaciones de emergencia.

El agresor fue detenido inmediatamente, pero un juez lo declaró inimputable debido a sus problemas mentales y su imposibilidad de responder por sus actos.

El ataque lo obligó al mandatario a someterse a cuatro cirugías en el abdomen. Desde que asumió la Presidencia, Bolsonaro también ha sido operado por cálculos en la vejiga y por una vasectomía.

Críticas a Bolsonaro por tomar vacaciones en medio de un país en crisis

Durante sus vacaciones el presidente ha sido criticado por descansar mientras 25 personas perdían la vida en medio de las fuertes lluvias que sacudieron el estado de Bahía.

Además, su gestión de la pandemia de Covid-19 lo ha puesto en el ojo del huracán, su país ronda la cifra de los 619.473 muertos, ubicándolo segundo en número de fallecidos por el virus, según el registro que lleva la Universidad Johns Hopkins.

En medio de la crisis económica que vive el país suramericano, Bolsonaro está en sus niveles más bajos de popularidad desde que inició su mandato, con el 53% de desaprobación, según el Instituto Datafolha.

Esta nueva hospitalización se produce cuando el mandatario comenzó su último año de gobierno el 1 de enero.

Bolsonaro ha estado en el poder desde 2019 y planea presentarse a la reelección como presidente en una votación programada para octubre de este año, pero las encuestas lo ponen en un lejano segundo lugar del favorito, el expresidente Luis Inácio Lula da Silva.

Con Reuters, AFP y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente