El último empujón de Jaime Peñafiel a Felipe VI

·6 min de lectura
MADRID, SPAIN - DECEMBER 02: Spanish journalist Jaime Penafiel during portrairt session on December 02, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Samuel de Roman/Getty Images)
A sus 89 años Jaime Peñafiel despotrica contra Felipe VI en favor de Juan Carlos I. (Photo by Samuel de Roman/Getty Images)

La imagen del rey emérito está por los suelos hace cosa de unos años pero, sin duda, su exilio en Abu Dabi ha terminado de hundirle a muchos niveles. Juan Carlos I vive sus días fuera del país que le vio reinar y en el que prometió que moriría.

Además de su delicada salud con las múltiples dolencias que ha presentado en su largo historial médico, el exmonarca se encuentra más solo que nunca alejado de su familia pero eso a Felipe VI parece no importarle y es que bien sabe que la imagen de su padre, daña a la institución.

Mientras Doña Sofía goza de muy buena prensa, Juan Carlos es señalado y no por las meteduras de pata ajenas sino por las propias y notorias. Sin embargo, para el periodista especializado en monarquía Jaime Peñafiel, el dedo acusador debe apuntar a su hijo Felipe VI y así lo ha demostrado siempre.

A sus casi 90 años, a Jaime no le tiembla el pulso a la hora de calificar de “mal hijo” al actual rey de España según recoge ‘Europa Press’. Peñafiel es famoso por no tener pelos en la lengua y siempre ha sido el azote público de Letizia Ortiz y de su marido, incluso antes de que ella se convertirse en reina.

Cabe recordar que a inicios de año publicó su libro "Los reyes también lloran" ensalzando la figura de Juan Carlos y ya acusando a su hijo de ser culpable de sus penas actuales. En palabras de Peñafiel en una charla con 'Jaleos': “Yo he visto llorar a Juan Carlos muchas veces. Es un hombre muy sensible y sobre todo cuando un hijo hace con un padre lo que ha hecho Felipe con el suyo... Porque ni siquiera mantuvo la presunción de inocencia, le condenó públicamente, simplemente porque Sánchez e Iglesias le presionaron. Punto, nada más.”

También acusaba a Felipe VI de priorizar su buena relación con los políticos que con su propio padre: “El rey se ha echado en los brazos de Sánchez para salvarse, cuando Sánchez e Iglesias lo que quieren es cargarse la monarquía. Sánchez quiere ser el presidente de la República. Felipe prefiere estar a bien con Sánchez y aceptar que su padre se fuera de casa y dejar el país. A un ciudadano español no se le puede echar del país, por muchos delitos que haya cometido, es una gran injusticia.”

Respecto a un posible fallecimiento del emérito fuera de su hogar, Peñafiel no titubeó al decir: “Si Juan Carlos muriera en el extranjero, su hijo tendría que llorar lágrimas de sangre toda su vida. Su hijo ha sido muy ingrato con él, la reina Sofía también, pero ella podía tener sus motivos... sus hijas son las únicas que le apoyan.”

Sobre Letizia también tiene anécdotas poco favorables por compartir y es que la califica de "gritona, estirada y enfadica" en su columna de 'LOC' a raíz de un episodio en el que Letizia fue registrada por el personal de seguridad del aeropuerto de Miami y le gritó a Felipe que cómo estaba permitiendo que la tocasen.

También Peñafiel explicó que Letizia echó de Zarzuela a Pushkin, el perro de toda la vida de su marido: “Cuando en el año 2004 contrae matrimonio, lo primero que hizo Letizia fue prohibir que el perro durmiera no en el dormitorio con su amo sino en la casa. No soportaba entonces ni los perros ni los gatos. Felipe lo pasó muy mal. Pero, como se está viendo, para evitar mayores problemas, aceptó lo que ella había decidido.”

Y la historia tuvo, según Jaime, un final todavía más trágico para el animal: "Cuando al pobre perro le echaron de la casa, debió internarse en los montes que rodean La Zarzuela. Posiblemente, moriría de frío o atacado por los jabalíes u otras alimañas que habitan en la reserva porque de él no se volvió a saber”.

King Juan Carlos I of Spain (L), Queen Sofia of Spain (2nd L), Prince Felipe of Spain (2nd R) and Princess Letizia of Spain (R) receive the President of Chile Sebastian Pinera and her wife Cecilia Morel de Pinera at Zarzuela Palace on March 7, 2011 in Madrid, Spain. (Photo by Fotonoticias/WireImage)
Atrás quedaron las estampas familiares e institucionales junto a Juan Carlos I (Photo by Fotonoticias/WireImage)

Ahora Peñafiel sigue su particular cruzada de defensa de Juan Carlos I a base de intentar hundir la imagen de su hijo y su esposa. Para Jaime “un hijo no puede echar a su padre de su casa ni del país." También mantiene que si el emérito no ha conseguido regresar a España es por orden expresa de su hijo que le ha dicho que “no es el momento” para su regreso.

Pero, hablando mal y siendo muy literal, Jaime insiste en que el exmonarca “puede volver cuando le salga de los cojones” pero no lo hace por la negativa de Felipe VI. Aunque yendo más allá con el Jefe de Estado, Peñafiel apela nada menos que a la Constitución y sentencia “lo que ha hecho es anticonstitucional y es que el Artículo 19 dice que no se puede echar a ningún ciudadano del país, ¡a ninguno!”, apuntilla intencionadamente el periodista.

Como era de esperar, los dardos de Peñafiel han tocado a Felipe pero han hecho diana, una vez más, con Doña Letizia que nunca se salva de las declaraciones públicas del tertuliano televisivo e historiador.

En palabras de Jaime, “Ortiz es la instigadora” para que Felipe ‘echase’ a su padre del país porque “ellos nunca se llevaron bien, cierto que Juan Carlos tampoco la colmaba de elogios, a lo mejor decía de ella que era una chica muy lista, pero con toda la carga peyorativa.”

Respecto al dinero en negro y los presuntos cobros ilícitos de los cuales se acusa al rey emérito, Jaime no duda a la hora de asegurar que no solo fue Juan Carlos sino que Sofía, la infanta Elena y “toda la familia” cobraba del mismo modo.

Textualmente, explica: "Toda la familia puso la mano, del dinero de don Juan Carlos no solo fue él, la familia también se benefició, todo el mundo lo sabía. Tienen que pagar todos. Don Juan Carlos que no tiene ningún delito, recibir donaciones no es un delito, delito es no declararlo, recibir comisiones no es un delito, delito es no declararlo, ha regularizado todas sus deudas con hacienda, no tiene ningún delito, no sé de qué coño lo acusan”.

Cierto es que el emérito se ha puesto al día con el Fisco pero, previamente, se ha tenido que levantar una investigación al respecto, hablar a toro pasado es algo demagógico porque una cosa es declararlo en el ejercicio fiscal correspondiente y otra es “ponerse al día” con el organismo público una vez el proceso legal ha iniciado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente