Dos jóvenes se cuelan en el puente más alto de España para pasar la Nochevieja

La pandemia del coronavirus ha obligado a millones de personas a adaptar sus típicas reuniones navideñas a las circunstancias actuales, celebradas este año con menos personas o directamente solo entre convivientes. Pero ha habido quien ha elegido una forma más rocambolesca, como estos jóvenes, que decidieron pasar la nochevieja en altura. Más concretamente, en el puente más alto de España.

Se trata del aventurero Imix, que junto a otro compañero, se arriesgó a subir al Puente de Castilla-La Mancha de Talavera, de 192 metros de altura y que también es conocido como el puente atirantado, por su morfología. Esta peripecia se puede apreciar en un vídeo subido al canal de Youtube del explorador urbano.

En las imágenes se puede ver cómo escalan sin ningún tipo de protección, arriesgando su vida. Poco a poco van ascendiendo hasta llegar a la cumbre, donde hacen noche e incluso se permiten el lujo de preparar una pequeña cena de Nochevieja en la que no faltan las tradicionales uvas de la suerte.

Este atrevido joven ya ha protagonizado varias escenas similares en construcciones emblemáticas como el estadio Vicente Calderón, el edificio de Canalejas en Madrid, el rascacielos Caleido o incluso en la antigua central nuclear de Chernóbil, en la ciudad ucraniana de Prípiat.

Curiosamente, en septiembre de 2020 tuvo lugar una actuación parecida en el mismo puente y las autoridades locales anunciaron la interposición de una denuncia ante la Policía Nacional para poner en conocimiento los hechos. En este caso, los ejecutores podrían haber cometido varias irregularidades, entre ellas acceder a unas instalaciones cerradas al público e incumplir el toque de queda decretado para esa noche.