Italia ordena inmovilizar en puerto a un barco humanitario alemán

·2 min de lectura
Un grupo de migrantes en el Sea-Watch 4 el 27 de agosto de 2020 cerca de Malta

El barco humanitario alemán "Sea-Watch 3", que desembarcó a inicios de marzo a cerca de 400 migrantes en Sicilia (sur de Italia), fue bloqueado por orden de la guardia costera italiana, informó este lunes la organización humanitaria.

El barco "Sea-Watch 3", de la organización Sea-Watch, está inmovilizado por motivos de seguridad en el puerto siciliano de Augusta, donde atracó con 363 migrantes el pasado 3 de marzo, indicó la guardia costera italiana.

La orden de bloquearlo fue decidida porque violó una serie de normas, entre ellas las de seguridad de navegación, de prevención de incendios a bordo, de protección ambiental y de entrenamiento de la tripulación, según precisa en el comunicado la guardia costera.

"Desde anoche SeaWatch3 se encuentra en detención administrativa en Augusta. Nos acusan de nuevo de haber salvado a demasiada gente", tuiteó por su parte la ONG Sea-Watch.

"¿Deberíamos haber dejado morir a 363 seres humanos ante la indiferencia de las autoridades, que siguen sin ofrecer una alternativa a nuestra presencia en el mar?", agregó la organización.

Paralelamente, el "Ocean Viking", otro barco humanitario que rescató a 116 migrantes la semana pasada, se encuentra varado en alta mar, al sur de Malta, esperando el permiso para ingresar a un puerto.

Los guardacostas italianos suelen inmovilizar periódicamente a los barcos de las ONG humanitarias, una medida que las organizaciones consideran injustificadas y tomadas por presiones políticas.

Las ONG también han sido acusadas de confabular con los traficantes libios para desembarcar de manera segura a los inmigrantes en las costas europeas, lo que niegan firmemente.

La fiscalía de Trapani, Sicilia, inició una investigación sobre las acusaciones contra Médicos Sin Fronteras (MSF) y Save the Children, y es posible que abra un juicio en su contra.

Italia es la puerta de entrada privilegiada a Europa para los inmigrantes, pese a que esa ruta marítima entre el norte de África y Sicilia es una de las más peligrosas del mundo.

Casi 530.000 migrantes han llegado a las costas de Italia desde principios de 2015, incluido unos 6.000 este año, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Desde enero, 232 migrantes han muerto o desaparecido durante la travesía del Mediterráneo hacia Italia o Malta, contra 983 durante 2020, precisó la agencia especializada de la ONU.

bur-kv /mar