Malta e Italia se desentienden del barco de una ONG con 629 inmigrantes rescatados

El Ministerio del Interior maltes ha afirmado este domingo que no es de su

El Ministerio del Interior maltés ha afirmado este domingo que no es de su competencia la situación del barco Aquarius de la ONG francesa SOS Méditerranée con 629 inmigrantes a bordo, ya que el rescate se produjo en una zona marítima coordinada por Roma.

En un comunicado, el Gobierno de Malta ha respondido así a la petición por parte de Italia de que se ocupase del desembarco del Aquarius, situado en estos momentos a poco más de 40 millas de las costas de Malta.

"El rescate del barco de la ONG Aquarius se realizó en la zona Libia de Búsqueda y Rescate y fue coordinado por el Centro de Coordinación de Rescate (RCC) de Roma", se lee en la nota del Ministerio de Interior y Seguridad nacional maltés.

"El RCC de Malta en este caso no es competente, ni coordinador", añaden.

El primer ministro de Malta, Joseph Muscat, ha publicado en Twitter "que Malta está respetando sus obligaciones internacionales no dejando entrar al barco en sus puertos y que continuará, en los posible, efectuando las evacuaciones médicas individuales en situaciones de emergencia".

En otro mensaje se dijo "preocupado" por las ordenes dadas por la autoridades italianas al Aquarius en alta mar. "Manifiestamente van contra las reglas internacionales y están poniendo en riesgo y creando una situación peligrosa a todos los que están implicados", añadió.

Desde el barco Aquarius de la ONG francesa Sos Méditerranée se ha informado con un mensaje en Twitter que por el momento desde el centro de coordinación de rescate de Roma se les ha pedido que se detengan en la posición actual, a 35 millas de Italia y 27 de Malta.

Sigue leyendo en El HuffPost