Italia celebra el arresto en Francia de exmiembros de las Brigadas Rojas

Agencia EFE
·3 min de lectura

Roma, 28 abr (EFE).- Italia celebró hoy la colaboración con Francia para el arresto de siete exmiembros de grupos terroristas, la mayoría de ellos de las Brigadas Rojas, que actuaron en el país durante los llamados "Años de plomo" (1970-1985) y que se habían refugiado en el país galo desde hace años.

"Acaba de finalizar una operación antiterrorista en Francia, en la que se ha detenido a siete exmiembros de las Brigadas Rojas italianas. Una operación impresionante que contó con la colaboración de las autoridades francesas e italianas, con la participación del experto en seguridad de nuestra Embajada en París", aplaudió el ministro de Exteriores italiano, Luigi di Maio, en las redes sociales.

"Estos ex Brigadas Rojas habían sido acusados y condenados en Italia por actos de terrorismo relacionados con hechos sangrientos entre los años 70 y 80", agregó Di Maio, que prometió el "máximo compromiso con la lucha contra la delincuencia y el terrorismo".

"El Gobierno expresa su satisfacción por la decisión de Francia de comenzar los procedimientos judiciales, pedidos por Italia, contra responsables de gravísimos crímenes de terrorismo, que han dejado una herida aún más abierta", dijo por su parte el primer ministro italiano, Mario Draghi, que se mostró cercano al dolor de las familias de las víctimas.

Los siete detenidos, más otros tres que por el momento están fugados, formaban parte de una lista de unas 200 personas que Italia envió a Francia, donde se refugiaron muchos de los miembros de las bandas armadas de izquierdas acogidos por la llamada "doctrina Mitterrand", por la que los miembros de grupos terroristas italianos podían vivir libremente en Francia si renunciaban a la lucha armada.

Según los medios italianos, los detenidos son Enzo Calvitti, Giovanni Alimonti, Roberta Cappelli, Marina Petrella y Sergio Tornaghi, pertenecientes a las Brigadas Rojas; Giorgio Pietrostefani de Lotta Continua y Narciso Manenti, de los Núcleos Armados.

De estos siete detenidos, sobre cuatro de ellos pesan condenas a cadena perpetua: Roberta Capelli, Marina Petrella, Sergio Tornaghi y Narciso Manenti, por haber cometido asesinatos, mientras que el resto tiene condenas que van desde los 18 a los 11 años.

Los medios italianos explican que los arrestados están a la espera de comparecer ante un juez para la comunicación de la solicitud de extradición a Italia.

Los tres que están desaparecidos son Luigi Bergamin, Maurizio Di Marzio y Raffaele Ventura. Luigi Bergamin es uno de los ideólogos del Pac, el grupo armado al que pertenecía Cesare Battisti, quien fue detenido y extraditado en 2019 desde Brasil.

Las autoridades francesas apuntaron que esas diez peticiones se ajustan a la llamada doctrina Mitterrand porque los implicados tienen en su haber crímenes de sangre.

Esa doctrina fue instaurada en Francia en los años 80 por el entonces presidente francés, François Mitterrand, y establecía que los antiguos activistas italianos de extrema izquierda podían vivir en el país si renunciaban a acciones violentas y no tenían en sus antecedentes delitos de sangre.

Sin embargo, a pesar de las condenas a cadena perpetua por homicidios, los terroristas vivían tranquilamente en Francia.

Irene Terrel, defensora histórica de los exterroristas italianos en Francia, denunció esta mañana una "traición sin nombre de Francia" y manifestó su "total indignación" por lo que "ha parecido una pequeña redada", según informaron los medios italianos.

(c) Agencia EFE