Italia alienta a Kosovo a buscar una salida a la crisis con Serbia

Belgrado, 22 nov (EFE).- El ministro de Exteriores italiano, Antonio Tajani, dijo este martes que el aplazamiento por parte de Kosovo del ultimátum para que los serbokosovares usen matrículas oficiales del país, y no las serbias, es un paso positivo para evitar una escalada de la tensión.

Según el portal kosovar Koha, Tajani dijo durante una visita a Pristina que Italia está dispuesta a ayudar a los dos países para que logren un compromiso y advirtió contra actos unilaterales, de los que Belgrado acusa a Pristina.

"Con el aplazamiento de la decisión (...) Kosovo ha mostrado que el diálogo no ha sido cerrado. Eso da esperanza y hemos llegado para buscar soluciones. No tomamos partido, estamos en el medio", declaró Tajani, quien se reunió con la ministra de Exteriores kosovar, Donika Gervalla.

Tajani y el ministro italiano de Defensa, Guido Crosetto, se desplazaron a Pristina tras visitar previamente Belgrado, donde recibieron la confirmación sobre la disposición de las autoridades serbias de seguir la senda del diálogo.

Pristina había anunciado que a partir de este martes empezaría a castigar con una multa de 150 euros el uso de matrículas de coches de Serbia, habituales entre la población serbokosovar en el norte de Kosovo, pero finalmente aceptó aplazar por 48 horas la medida, a solicitud de Estados Unidos.

La petición se produjo después de que la víspera fracasaran en Bruselas los intentos del primer ministro de Kosovo, Albin Kurti, y el presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, de lograr una solución a la crisis bajo auspicios de la Unión Europea (UE).

Belgrado había aceptado una propuesta de la UE para sortear el conflicto, pero no Pristina.

Serbia no reconoce la independencia que su antigua provincia, poblada por una mayoría albanesa, proclamó en 2008.

(c) Agencia EFE