Israel recaptura a los dos últimos palestinos que huyeron de una prisión de máxima seguridad

·2 min de lectura

La Policía israelí capturó en las últimas horas a los dos últimos de los seis militantes palestinos que habían escapado de una prisión de máxima seguridad el pasado 6 de septiembre. Estas detenciones cierran una intensa persecución que expuso fallas de seguridad después de que los hombres salieran por túneles a través de su celda.

Culminó la búsqueda de los seis palestinos cuya insólita fuga de una prisión de máxima seguridad en Israel desató la furia del primer ministro Naftali Bennett.

Los dos hombres restantes del grupo de fugitivos fueron encontrados en una vivienda de su ciudad natal, Jenin, en Cisjordania.

"La persecución terminó con éxito en una operación conjunta de las Fuerzas de Defensa de Israel, el Servicio de Seguridad Pública y las Fuerzas Especiales de Policía esta noche en la ciudad de Jenin. Los dos terroristas que escaparon de la prisión fueron arrestados", confirmó el portavoz del Ejército israelí Avichay Adraee.

En su cuenta de Twitter, las Fuerzas de Defensa de Israel agregaron que los dos militantes "se rindieron tras ser rodeados por fuerzas de seguridad que actuaron con base en inteligencia precisa".

Algunos enfrentamientos estallaron entre los residentes y los uniformados israelíes cuando ingresaron a la ciudad. Sin embargo, un portavoz de la Policía informó que los hombres, identificados como Munadil Nafayat e Iham Kamamji no pusieron resistencia en el momento de su arresto.

Fouad Kamamji, el padre de Iham, aseguró a AP que su hijo lo había llamado cuando las tropas israelíes rodearon la casa y entonces decidió rendirse "para no poner en peligro a los dueños de la casa".

Entre un “acto heroico” y un “incidente grave”, la fuga que puso entre las cuerdas a las autoridades israelíes

Los hombres habían huido a través de un túnel que cavaron durante meses desde su celda. Para los palestinos, se trató de un “acto heroico”, pero el primer ministro israelí, Naftali Bennett lo calificó como “un incidente muy grave”.

De inmediato se desencadenó una operación de búsqueda intensiva. Los hechos ocurrieron el 6 de septiembre en la prisión de Gilboa y el 10 de septiembre tarde dos de ellos fueron recapturados. Un día después fueron arrestados otros dos.

Según las autoridades israelíes, cinco de los prisioneros que escaparon de prisión pertenecen al grupo militante de la Yihad Islámica. Cuatro de ellos cumplen cadenas perpetuas y el sexto es miembro del grupo secular Fatah del presidente Mahmoud Abbas.

Israel los señalan como "terroristas" que participaron o planearon ataques dirigidos contra el Ejército y civiles de su país.

Con la detención de los dos fugitivos restantes culmina una fuga comparada con una película de Hollywood, que tuvo a los palestinos celebrando en las calles y a las autoridades israelíes cuestionadas.

Con AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente