Israel pone fin a la prohibición de las donaciones de sangre de homosexuales

·2 min de lectura
Ciudados de Israel donando sangre en el Sheba Medical Center Hospital de Ramat Gan, en junio de 2020.  (Photo: GIL COHEN-MAGEN via Getty Images)
Ciudados de Israel donando sangre en el Sheba Medical Center Hospital de Ramat Gan, en junio de 2020. (Photo: GIL COHEN-MAGEN via Getty Images)

Es uno de los países que mejor vende su imagen de gay friendly, pero aún le quedaba esta deuda pendiente y la acaba de saldar: Israel ha puesto fin a la ignominiosa prohibición de que los homosexuales puedan donar sangre.

Según ha publicado en exclusiva el diario Haaretz, el ministro de Salud israelí, Nitzan Horowitz, va a hacer el anuncio este mismo jueves. Actualmente, en el país está prohibido obtener donaciones de hombres que hayan tenido relaciones sexuales con otros hombres en el año anterior a dicha donación. Según la nueva decisión, la redacción que aparecerá en el cuestionario de donación de sangre ordinario se referirá ahora únicamente a “tener relaciones sexuales de alto riesgo”, sea con parejas nuevas o múltiples, independientemente de la orientación sexual y el género del donante. Los posibles donantes que informen haber tenido “relaciones sexuales de alto riesgo” no podrán donar durante tres meses. Se espera que la norma cambie a partir de octubre.

“Es sangre y sangre, no hay diferencia. Esta prohibición es un residuo de un viejo estereotipo que pertenece a la historia”, dijo Horowitz, que defiende que se trata de “un nuevo paso histórico hacia la igualdad” entre los ciudadanos de Israel.

Ya en 2018, a los hombres homosexuales y bisexuales se les permitió donar sangre a través de un nuevo procedimiento que usa sólo el componente de plasma de la sangre. En junio de 2017, Israel se alineó con muchos otros países de Occidente y actualizó sus criterios para las donaciones de sangre. Según la nueva política, los hombres homosexuales podían donar sangre con la condición de que no tuvieran relaciones con personas del mismo sexo en los 12 meses anteriores a la donación. Es lo que piden, por ejemplo, Alemania o Bélgica, una medida que no se toma con las personas heterosexuales y que es ampliamente denunciada como discriminatoria por las asociaciones en defensa de la comunidad LGTBI.

“Sin embargo, en términos prácticos, este cambio hizo poca diferencia, ya que los bancos de sangre seguían siendo reacios a confiar en que los donantes potenciales informaran por sí mismos sobre su vida sexual”, señala el Haaretz. La nueva ley sí que vendrá a imponer nuevos protocolos, forzosos de cumplir.

Numerosos países prohibieron a los hombres homosexuales donar sangre en la década de 1980 por temor a que pudieran ser portadores del VIH, el virus que causa el SIDA. Desde entonces, las normas se han ido suavizado, con criterios más flexibles, permitiéndoles donar sangre después de períodos de abstención que van de seis meses a cinco años.

España es uno de los países que está en orgulloso verde, porque no hay limitación alguna a este derecho, que sigue siendo un lastre en países avanzados como Dinamarca, Suiza, Noruega o China, recuerda el diario.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente