Israel mata a al menos diez personas en Gaza, incluido un comandante de la Yihad Islámica Palestina

·5 min de lectura
© Reuters/Mohammed Salem

Este viernes 5 de agosto, las fuerzas israelíes bombardearon objetivos que, según aseguraron, están vinculados a la Yihad Islámica Palestina, en la Franja de Gaza. Entre los fallecidos se encuentra un comandante del grupo y una menor de cinco años, según funcionarios de salud en Gaza. El movimiento islamista aseguró haber disparado más de 100 cohetes contra Israel en represalia por los mortales ataques.

Nueva escalada de tensión entre Israel y Gaza. Las fuerzas armadas israelíes lanzaron una ola de ataques aéreos contra el enclave palestino, en la que asegura que falleció un militante de alto rango de la Yihad Islámica Palestina (YIP), grupo que promete una dura respuesta.

Esa versión fue confirmada por un funcionario del movimiento que aseguró que Tayseer al-Jaabari, un comandante de alto rango, falleció en los ataques, que alcanzaron varios objetivos alrededor de la franja densamente poblada.

Las embestidas de la operación denominada 'Despuntar del Alba' apuntaron a objetivos del grupo islamista, según Israel. Sin embargo, también fallecieron al menos otras nueve personas, incluida una niña de cinco años. Además, alrededor de 40 habitantes del enclave palestino resultaron heridos, señalaron funcionarios de salud locales.

"Las FDI están atacando actualmente en la Franja de Gaza. Se ha declarado una situación especial en el frente interno israelí", indicó el Ejército en un comunicado.

Cientos de personas se reunieron frente a la morgue del hospital Shifa, el principal de Gaza, para identificar a sus seres queridos, en medio de gritos y llantos. “Que Dios se vengue de los espías”, dijo un familiar de quienes perdieron la vida, en referencia a presuntos informantes palestinos que cooperan con las autoridades de Israel.

Las acciones fatídicas todavía no terminarían. Un portavoz del Ejército israelí informó poco después que su país continuará sus bombardeos en el marco de la ofensiva contra la organización yihadista.

"Tomamos la iniciativa y aún no hemos terminado", manifestó el vocero durante una conferencia de prensa telefónica.

La embestida israelí se produjo después de días de tensiones crecientes tras el arresto de Bassam al-Saadi, un líder de la YIP, durante una redada en la ciudad ocupada de Jenin, en Cisjordania, el pasado lunes 2 de agosto.

Ante el temor de acciones de venganza desde Gaza por esta captura, Israel cerró carreteras alrededor de Gaza y envió refuerzos a la frontera en los últimos días.

La Yihad Islámica lanza más de 100 cohetes contra Israel

La Yihad Islámica aseguró este 5 de agosto que disparó más de 100 cohetes contra Israel en respuesta a los ataques a territorio palestino.

"Tras el asesinato de Taysir al-Djaabari, las Brigadas de Jerusalén bombardearon Tel Aviv y pueblos del centro y alrededores de Gaza con más de 100 cohetes", dijo el brazo armado del movimiento en un comunicado de prensa.

Sirenas sonaron el viernes en el sur y el centro de Israel e imágenes transmitidas por la televisión israelí mostraron lo que parecía una serie de misiles derribados por los sistemas de defensa aérea.

El servicio de ambulancias de Israel dijo que no había informes de víctimas.

En una declaración transmitida por la cadena de televisión libanesa y pro-iraní 'Al Mayadeen', el líder de la Yihad Islámica Palestina, Ziad Al-Nakhala, había prometido poco antes tomar represalias por las agresiones en territorio palestino.

"No hay líneas rojas en esta batalla y Tel Aviv caerá bajo los cohetes de la resistencia, así como todas las ciudades israelíes", aseguró.

Pero ante el poderío militar israelí, se corre el riesgo de devastadores ataques contra el empobrecido territorio, que en conflictos anteriores ha llevado la mayor cantidad de víctimas mortales, un lugar gobernado por el grupo Hamás y que alberga alrededor de dos millones de palestinos.

"El Gobierno israelí no permitirá que las organizaciones terroristas en la Franja de Gaza establezcan la agenda en el área adyacente a Gaza y amenacen a los ciudadanos del Estado de Israel (...) Cualquiera que intente dañar a Israel debe saber que lo encontraremos", sostuvo el primer ministro Yair Lapid.

Sin embargo, los grupos yihadistas no parecen disuadirse con las advertencias desde el otro lado de la frontera. El líder de la Yihad Islámica, Ziad al-Nakhalah, señaló que “estamos comenzando la lucha, y los combatientes de la resistencia palestina tienen que unirse para enfrentar esta agresión”.

Aunque la YIP es más pequeña que Hamás, comparte en gran medida su ideología. Ambos grupos, que se oponen a la existencia de Israel, país contra el que en el pasado han lanzado decenas de cohetes, podrían unirse en las acciones de represalia.

El portavoz de Hamás, Fawzi Barhoum, aseveró que “el enemigo israelí, que inició la escalada contra Gaza y cometió un nuevo crimen, debe pagar el precio y asumir toda la responsabilidad por ello”.

En medio del peligro latente, el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, afirmó que las autoridades estaban preparando “acciones que eliminarán la amenaza de esta región”, sin dar más detalles.

“Operaremos con resiliencia interna y fuerza externa para restaurar la vida rutinaria en el sur de Israel (...) No buscamos conflictos, pero no dudaremos en defender a nuestros ciudadanos, si es necesario”, remarcó.

Una fuente oficial del Gobierno de Egipto, citada por la televisión estatal, informó que las autoridades de ese país se encuentran mediando entre Israelíes y los palestinos para evitar una escalada del enfrentamiento.

Hamás e Israel han librado al menos cuatro guerras y varios choques en los últimos 15 años, desde que el grupo militante tomó el poder de la franja costera de manos de las fuerzas rivales palestinas.

El mayor conflicto reciente se desató en mayo de 2021, cuando al menos 243 palestinos, incluidos 66 niños, murieron, según cifras oficiales. Por su parte, las autoridades israelíes confirmaron doce personas fallecidas, incluidos dos menores, todos civiles con excepción de un soldado.

Las tensiones se dispararon de nuevo a principios de este año luego de una ola de ataques dentro de Israel, operaciones militares y redadas casi diarias en Cisjordania y choques en la ciudad sagrada de Jerusalén, que ambos pueblos reclaman como propia.

Con Reuters y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente