Israel y Líbano firman acuerdo marítimo histórico, 16 años después de la guerra

- Energean Plc/AFP/Archivos

Israel y Líbano firmaron este jueves un acuerdo sobre la demarcación de su frontera marítima, un paso histórico para estos dos países vecinos que siguen técnicamente en guerra desde 2006. En la mañana, el presidente libanés Michel Aoun rubricó el texto en Beirut, así como lo hizo el primer ministro israelí Yair Lapid en Jerusalén. El tema ha sido espinoso durante décadas puesto que las aguas disputadas disponen de importantes reservas de gas.

Israel y Líbano sellaron este jueves 27 de octubre un pacto sobre delimitaciones marítimas, poniendo fin a décadas de disputas sobre aguas territoriales.

Años de mediación estadounidense llevaron a este desenlace provechoso económicamente para Beirut y Jerusalén. Va a permitirles explotar reservas gasíferas en el Mediterráneo, en las costas ubicadas al nivel de la Blue Line, que no es una frontera sino una línea de demarcación que mantienen ambos países desde la guerra de 2006, con el auspicio de la misión de mantenimiento de paz de la ONU (UNIFIL).

Años de reivindicaciones

Esos yacimientos de gas offshore se encuentran en su gran mayoría en aguas territoriales israelíes, que Líbano lleva años revindicando. Los dos Estados han presionado ante la ONU para desplazar la frontera marítima de modo a apropiarse campos gasíferos.

La situación ha ocasionado roces y tensiones entre el ejército israelí y el partido armado Hezbolá, que controla el sur de Líbano y que ha enviado drones para sobrevolar las reservas.

Actuar rápido

En Líbano, los parlamentarios deben elegir al sucesor de Aoun a partir del 31 de octubre, en medio de una crisis económica y de suministros sin precedente.


Leer más sobre RFI