Israel, la influencia esencial para que Trump abandone el pacto nuclear con Irán

Donald Trump ha sacado a EEUU del acuerdo nuclear con Irán porque quiere acabar con cualquier resto del legado de su predecesor, Barack Obama. Porque sus asesores más extremos, los llamados halcones, así se lo han aconsejado. Porque el portazo supone una fantástica cortina de humo que esconde los problemas que tiene en casa (pago a examantes porno, trama rusa en las elecciones de 2016, crisis de gabinete...). Pero, sobre todo, el presidente norteamericano ha dado el paso para preservar la hegemonía militar de su socio eterno, Israel, en Oriente Medio, amenazada por los avances armamentísticos iraníes y la expansión de su poder en países como Siria, Líbano o Yemen. De paso, ayuda a su otro amigo de la zona, Arabia Saudí, adversario eterno de Teherán. Todos (los suyos) contentos.

Su decisión viene de lejos. Es una vieja promesa de campaña con la que logró un apoyo esencial del lobby pro israelí más poderoso, el AIPAC (Comité de Asuntos Públicos EEUU-Israel), que cuenta con unos 100.000 miembros y cuyas donaciones a la causa del republicano, aunque no han trascendido datos oficiales, fueron elevadas, según la prensa norteamericana. Ante ellos, en su convención anual de 2016, Trump dijo literalmente: "Cuando sea presidente, los días en que los israelíes son tratados como ciudadanos de segunda clase habrán terminado (...) Os prometo que desmantelaré ese acuerdo". Esa, dijo, sería su "primera prioridad" al llegar al cargo. "Soy pro-Israel", ha llegado a verbalizar sin cortarse, afirmando además que no hay "una equivalencia moral" entre los israelíes y los palestinos y por eso no puede haber un proceso de paz en igualdad.

Una vez en la Casa Blanca, y apenas durante las primeras semanas de aterrizaje, el magnate empezó a calificar de "error" el acuerdo alcanzado en 2015 y rubricado, además de por EEUU e Irán, por Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China. Sin embargo, dejaba aún la puerta abierta a modificar su contenido sin romper...

Sigue leyendo en El HuffPost

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente