Las declaraciones explosivas del exjefe del Mossad sobre las operaciones de la agencia contra Irán

·4 min de lectura
Yossi Cohen en 2017
Yossi Cohen dirigió el Mossad por más de cinco años.

Fue una entrevista "reveladora". 

Yossi Cohen, el director saliente de los servicios de inteligencia de Israel, llamados Mossad, ofreció detalles sobre algunas de las operaciones más destacadas del país contra Irán.

Entre otras cosas, Cohen, quien se retiró la semana pasada tras más de cinco años como jefe del espionaje israelí, habló del robo del archivo nuclear de Irán en 2018, que permitió sacar decenas de miles de documentos fuera del país con destino a Israel.

Cohen también insinuó la participación israelí en la destrucción de la planta nuclear de Natanz, en el centro de Irán, y en el asesinato de Mohsen Fakhrizadeh, el científico más importante del programa nuclear iraní, ocurrido en noviembre de 2020.

El exagente habló con la periodista Ilan Dayan en el programa Uvda, del Canal 12 de Israel, que fue transmitido por la televisión de ese país el pasado jueves por la noche.

Cohen se unió al Mossad en 1982 después de estudiar en la Universidad de Londres y le dijo a Dayan que había tenido "cientos" de pasaportes a lo largo de su carrera. 

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, lo nombró jefe del Mossad a fines de 2015.

Documentos robados

Los momentos más reveladores de la entrevista se centraron en el robo del archivo nuclear de Irán, ocurrido en 2018.

Cohen dijo en la entrevista que el Mossad necesitó dos años para planificar la operación

En total, 20 agentes del Mossad estuvieron involucrados en el terreno, pero ninguno era ciudadano israelí, dijo la periodista Ilan Dayan.

El jefe de espías monitoreó la operación desde un centro de comando en Tel Aviv. Los agentes irrumpieron en el almacén y tuvieron que abrir más de 30 cajas fuertes, señaló.

Cuando aparecieron imágenes del tesoro en las pantallas del centro de comando, "sentimos una emoción increíble", dijo Cohen, según el periódico The Times of Israel.

Planta nuclear Natanz en Irán
Natanz es una planta de enriquecimiento de uranio a unos 250 km al sur de Teherán.

Todos los agentes sobrevivieron a la incursión y están bien, agregó, aunque algunos tuvieron que ser "sacados" de Irán.

Netanyahu mostró los archivos robados en una conferencia de prensa en 2018. 

Según dijo, los documentos demostraban que Irán había intentado fabricar armas nucleares de manera encubierta y que había retenido los conocimientos técnicos. Irán negó la acusación.

Una entrevista notable

Raffi Berg, editor de Medio Oriente, BBC News Online

Si bien no es inusual que exjefes del Mossad concedan entrevistas o den a conocer sus puntos de vista sobre ciertos temas a la prensa, las declaraciones de Yossi Cohen son notables por el nivel de detalle que ofrecen.

De hecho, The Times of Israel califica la entrevista como "asombrosa [y] reveladora".

Como si fuera un episodio salido de las páginas de un thriller, Cohen describe cómo los agentes abrieron cajas fuertes antes de llevarse toneladas de documentos nucleares iraníes y sacarlos del país mientras los perseguían.

En otras partes de la entrevista, se acerca más que nunca a admitir que Israel saboteó una planta nuclear iraní subterránea.

La entrevista, sin embargo, está calculada y habría sido aprobada por los censores militares de Israel. 

El momento en el que ocurre también es interesante, ya que las conversaciones para reactivar el acuerdo nuclear iraní están a punto de reanudarse en medio de indicios de progreso.

También sirve como una suerte de recordatorio para los enemigos de Israel, de que el Mossad está dispuesto a actuar mucho más allá de lo que considera líneas enemigas.

Sabotaje a una planta nuclear

En la entrevista, Cohen también insinuó la involucración del Mossad en otras operaciones que desde hacía mucho tiempo se rumoreaba que eran obra de agentes israelíes.

Al principio de la misma, el exdirector del Mossad dijo a Dayan que conocía bien la planta nuclear de Natanz y que podía llevarla al sótano "donde se encuentran las centrifugadoras giratorias". Luego agregó: "Hoy en día, el sótano no se ve como antes".

En julio de 2020, Irán dijo que un sabotaje pudo haber provocado un incendio en esa planta, un complejo de enriquecimiento de uranio de unos 100.000 metros cuadrados y construida ocho metros bajo tierra.

El auto en el que asesinaron a Mohsen Fakhrizadeh en noviembre de 2020.
Mohsen Fakhrizadeh quedó herido en un ataque y murió después en un hospital, según las autoridades.

Luego, en abril de 2021, un día después de mostrar nuevos equipos, las autoridades iraníes dijeron nuevamente que la planta de Natanz había sido saboteada y que había sufrido daños importantes. Irán acusó a Israel de "terrorismo nuclear" por el incidente.

El exagente también habló sobre Mohsen Fakhrizadeh, el científico nuclear más importante de Irán. Fakhrizadeh fue asesinado en una carretera a las afueras de Teherán en noviembre de 2020, un ataque que Irán atribuyó públicamente a Israel.

El exjefe del Mossad no confirmó ni negó su participación en la muerte de Fakhrizadeh. Pero dijo que el científico había sido un objetivo "durante muchos años" y agregó que su conocimiento científico preocupaba a la agencia.

"Si el hombre tiene capacidades que ponen en peligro a los ciudadanos de Israel, debe dejar de existir", dijo, según The Times of Israel, pero agregó que una persona así podría salvarse "si está preparado para cambiar de profesión y no dañarnos más".

VÍDEO | Hamas no condicionará la reconstrucción de Gaza a un acuerdo de reos con Israel

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente