Israel congela una parte de los impuestos que debe a la Autoridad Palestina

Manifestantes llevan un retrato del prisionero palestino Sami Abu Diyak y la imagen del líder Ahmed Saadat del Frente Popular para la Liberación de Palestina en Khan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza, el 28 de noviembre de 2019.

Israel congeló este domingo el pago de 150 millones de séqueles (unos 43 millones de dólares) que debe a la Autoridad Palestina, en respuesta a las ayudas pagadas por Ramala a las familias de palestinos encarcelados o muertos tras haber cometido atentados.

Dirigentes israelíes y palestinos anunciaron en octubre que la Autoridad Palestina (AP) recibiría 1.500 millones de séqueles (433 millones de dólares) en transferencias de impuestos, como el IVA o tasas aduaneras en productos importados por los palestinos.

"El gabinete reducido para asuntos de seguridad votó a favor de la petición del ministro de Defensa, Naftali Bennett, de congelar 150 millones de séqueles de impuestos destinados a la Autoridad Palestina", indicó el ministerio israelí de Defensa en un comunicado.

Esta cifra equivale "al dinero dado por la AP a los terroristas heridos y a las familias de 'mártires'", añadió el ministerio de Defensa, refiriéndose a los palestinos que cometieron ataques contra israelíes.

La agencia de prensa oficial palestina Wafa calificó esta decisión de "nuevo robo", y citó al presidente palestino Mahmud Abas, quien afirmó que la AP seguirá pagando estas ayudas.

El Estado hebreo considera que estas ayudas de la AP incentivan la violencia.

Israel ya había bloqueado en febrero de 2019 el pago de impuestos destinados a las instituciones palestinas.

Tras esta decisión, Abas decidió no aceptar ningún pago de la parte de Israel mientras estos fueran incompletos, lo que agravó la situación de la tesorería de las instituciones palestinas.