Israel cierra cruce fronterizo con Gaza, amenazando con aumentar las tensiones en la región

·4 min de lectura

Las autoridades israelíes anunciaron que cerrarán el cruce fronterizo a miles de trabajadores de Gaza debido al lanzamiento de varios cohetes desde la zona. Una decisión que se suma a la escalada de violencia que se vive entre Israel y Palestina que ha derivado en enfrentamientos que se han centrado en los últimos días en la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén.

"La reapertura del cruce se decidirá en función de la valoración de la situación de seguridad", sentenció un portavoz del organismo militar israelí que coordina los asuntos civiles en Gaza. El comunicado hacía referencia al cierre del cruce de Erez con Gaza, por medio del cual miles de trabajadores palestinos ingresan al territorio israelí.

La decisión se suma al tenso panorama que se vive en la región tras múltiples enfrentamientos. Y es justificada por las autoridades israelíes por el disparo de una serie de cohetes desde el territorio gobernado por el grupo islamista Hamas.

Sin embargo, ha sido criticado por varios grupos de palestinos. El sindicato de trabajadores ha catalogado el cierre como “un castigo colectivo”, asegurando que afectará, aún más, a la economía de la zona.

En Gaza, el desempleo toca a cerca del 50% de la población, una situación que se ha visto agravada desde el bloqueo israelí-egipcio instaurado en el momento en el que Hamas tomó el poder hace casi 15 años.

Además, la determinación afectará a los miles de trabajadores que habían recibido permisos de trabajo por parte de Israel en los últimos meses. Cerca de 12.000 de ellos son asignados para palestinos en Gaza y recientemente el número había aumentado enmarcándose dentro de una serie de medidas de construcción de confianza entre autoridades israelíes y palestinas.

Sin embargo, los lanzamientos cohetes en medio de un contexto de escalada de violencia en Jerusalén durante la última semana, amenazan con cambiar el rumbo de los acercamientos.

Muchos temen que se pueda repetir el escenario del año pasado cuando después de una ola de enfrentamientos las autoridades israelíes intervinieron en la franja de Gaza cobrándose la vida de más de 250 palestinos y 13 israelíes.

Un aumento de las hostilidades

Múltiples son los hechos que se han sumado a las tensiones que atraviesa la región. Las autoridades israelíes aseguran que el viernes por la noche militantes palestinos dispararon dos cohetes: uno cayó en una zona abierta en suelo israelí y el otro de dentro de Gaza. Mientras que medios palestinos aseguran que dos residentes de la franja resultaron heridos por uno de los cohetes.

Además, el Ejército israelí dio a conocer que el sábado en la mañana otro más fue lanzado. Sin embargo, no se dieron más detalles sobre dónde aterrizó. Este se constituye como el cuarto ataque con cohetes en una semana.

Hasta el momento, ninguna de las milicias de Gaza ha reivindicado los ataques que han sido atribuidos a la Yihad Islámica palestina, al mismo tiempo en que Israel responsabiliza a Hamas.

Pero los lanzamientos no han sido los únicos causantes de un nuevo pico de tensión entre Israel y Palestina. La Explanada de las Mezquitas en Jerusalén se ha vuelto uno de los puntos neurálgicos de esta nueva escalada de violencia.

Casi a diario se han presentado enfrentamientos entre las autoridades israelíes y manifestantes palestinos. El viernes hubo nuevos altercados en el marco del tercer viernes de rezo de Ramadán. Al menos 57 palestinos resultaron heridos dentro del complejo de la mezquita de Al-Aqsa.

Dicho recinto es considerado como el tercer lugar más sagrado para el Islam. Pero para los judíos es denominado como el Monte del Templo pues en la antigüedad allí se ubicaban dos de sus santuarios.

Hamas reacciona al cierre de la frontera

Recientemente y tras el ingreso de las autoridades israelíes a la mezquita, un acto considerado como provocación, Hamas llamó a los palestinos a “movilizarse” para defenderla.

Ahora, luego del cierre de la frontera el grupo también ha reaccionado. Un portavoz aseguró que la medida “tiene como objetivo reforzar el asedio y es una forma de agresión que no podemos aceptar”.

“Esto no tendrá éxito. La policía de castigo colectivo contra los palestinos siempre ha fallado”, sentenció para la agencia de noticias Associated Press.

Las nuevas tensiones debilitan aún más las relaciones entre palestinos e israelíes, unas que no conocen conversaciones de paz sustantivas desde hace más de una década.

Con EFE, AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente