Israel bombardea Gaza tras disparos de cohetes contra su territorio

·1 min de lectura
Una gran llamarada se eleva sobre la noche de Jan Yunes tras un ataque aéreo israelí, en la madrugada del 23 de octubre de 2020 en esa ciudad de la Franja de Gaza
Una gran llamarada se eleva sobre la noche de Jan Yunes tras un ataque aéreo israelí, en la madrugada del 23 de octubre de 2020 en esa ciudad de la Franja de Gaza

La aviación israelí bombardeó posiciones de Hamas en la Franja de Gaza el jueves por la noche en represalia a disparos de cohetes desde el enclave palestino hacia Israel, según un comunicado del ejército israelí.

El jueves por la noche, se lanzaron dos cohetes desde Gaza hacia Israel, aunque no causaron heridos. Los servicios de seguridad precisaron que la sirenas habían resonado en la zona Ashkelon, una localidad israelí cercana al enclave palestino.

Después, aviones de combate israelíes bombardearon una "fábrica de armas" e "infraestructuras subterráneas" de Hamas, indicó el ejército.

Hamas, grupo islamista que controla el territorio palestinos de dos millones de habitantes bajo bloqueo israelí, confirmó en un comunicado ataques en Jan Yunes (sur) y en el campo de refugiados de Nuseirat (centro), sin provocar heridos.

Según el ejército israelí, uno de los cohetes disparados desde Gaza fue interceptado por el escudo antimisiles israelí, y el segundo cohete impactó en un terreno abandonado.

El último disparo contra Israel desde el enclave ocurrió el martes, después de que el ejército israelí anunciara que había descubierto un túnel excavado desde Gaza y que conducía al territorio israelí.

En el poder en Gaza desde 2007, Hamas multiplicó en agosto los lanzamientos de globos incendiarios y los disparos de cohetes hacia Israel, que respondió con bombardeos aéreos sobre posiciones del grupo.

Pero ambos bandos llegaron a un acuerdo a principios de septiembre, gracias a una mediación de Catar, con el fin de cesar las hostilidades y reconducir una frágil tregua vigente desde hace alrededor año y medio, favorecida por la mediación de la ONU y de Egipto.

alv/bfi/bc/mar