La isla británica de Jersey rechaza 75 licencias de pesca a barcos franceses

·2 min de lectura

La isla británica de Jersey anunció el miércoles que concederá 64 licencias permanentes y 31 provisionales a pesqueros de la vecina Francia, pero rechazará solicitudes de 75 barcos que deberán dejar de faenar en sus aguas, provocando la ira de los franceses.

Esas "decisiones completamente inaceptables e inadmisibles" violan "el acuerdo que se firmó en el marco del Brexit", reaccionó el portavoz del gobierno francés, Gabriel Attal, quien subrayó que estudiarán con la Comisión Europeas eventuales "medidas de represalia" si no se respeta el pacto.

Tras el Brexit, el acuerdo comercial alcanzado a finales de 2020 entre Londres y Bruselas establece que los pescadores europeos puedan realizando capturas en aguas británicas a condición de obtener un permiso, concedido solo si demuestran que ya lo hacían en los últimos años.

En un contexto de gran tensión, en mayo decenas de barcos franceses se concentraron ante el puerto de Saint Helier, capital de Jersey --isla autónoma situada en el Canal de la Mancha y dependiente de la corona británica-- para defender su derecho a seguir pescando allí.

La situación amenazó con convertirse en una batalla naval cuando la Armada británica envío dos buques a la zona y Francia dos patrulleros de menor tamaño. Y ahora el conflicto amenaza con reactivarse.

El gobierno de Jersey anunció el miércoles que 64 embarcaciones que aportaron toda la documentación recibirán una licencia completa, sumándose a unas 40 ya expedidas desde principios de año.

A 31 embarcaciones que precisan datos adicionales se les expedirá un permiso provisional hasta finales de enero.

Sin embargo, los 75 barcos rechazados porque "no realizaron ninguna actividad pesquera en aguas de Jersey durante el periodo en cuestión o no pudieron demostrar dicha actividad" tendrán que "cesar toda actividad pesquera en aguas de Jersey en un plazo de 30 días", subrayó el ejecutivo local en un comunicado.

"Emitir estas licencias en los próximos días nos permitirá garantizar que el esfuerzo pesquero en nuestras aguas siga siendo comparable a la situación anterior al Brexit", afirmó el ministro de Medio Ambiente, John Young.

Pero, después de que Londres anunciara el martes la concesión de solo 12 licencias adicionales en las aguas que le competen, esta nueva decisión provocó la indignación de los pescadores franceses.

"Es obvio que no salen los números", dijo a la AFP Jean-Luc Hall, presidente del comité nacional de pesca francés.

Los pescadores están "preparados para asaltar Saint Helier" otra vez, advirtió el presidente del comité de pesca de la región francesa de Normandía, Dimitri Rogoff.

spe-acc/bl

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente