Isabel Torres Orts, el prototipo de mujer tradicional

Margarita Lázaro
Isabel Torres Orts, en los premios Princesa de Asturias 2019.

Amable, cordial y reservada. Con estos tres adjetivos definen a Isabel Torres Orts quienes la conocen. “Es muy tímida y muy introvertida”, puntualizan los compañeros de equipo de Pablo Casado, a quienes conoce desde hace tiempo.

Al fin y al cabo su marido se afilió al Partido Popular en 2003, cuando llevaban ya tres años de noviazgo y faltaban solo tres para su boda. Lo hizo muy a pesar de su entonces novia. “Nunca me ha gustado la política. Me parece un mundo desagradecido, sacrificado y en el que jamás recibes todo lo que das. Siempre he tenido la esperanza de que Pablo se dedicase a otra cosa, pero con el tiempo me he dado cuenta de que lleva la política en la sangre, es lo que más le gusta y creo además que lo hace muy bien”, contó la joven de Elche ( 1980) en una entrevista a Telva en marzo de 2019. Es la única vez que ha hablado con un medio de comunicación hasta el momento.

Ni le gusta la política ni se mete en esos asuntos. Tanto ella como Pablo Casado se preocupan de que “nadie pueda acusarla de ejercer una notable influencia sobre el líder”, cuentan desde el partido, como ha pasado con la mujer de Pedro Sánchez en el PSOE. Antes de tomar cualquier decisión, el candidato a la presidencia suele preguntar a su círculo de confianza y no a ella. “No quiere que su gente la vea como una amenaza sino como una aliada”, aseguran.

Fruto de esa timidez han sido sus escasas apariciones públicas. Su primer gran acto no fue hasta nueve años después de su boda. Se casaron el 20 de junio de 2009 en la Basílica de Santa María de Elche ante la cúpula del PP de entonces —acudieron José María Aznar, Ana Botella y Esperanza Aguirre, entre otros— y la prensa puso el foco sobre ella el 21 de julio de 2018 durante el congreso en el que Pablo Casado salió...

Sigue leyendo en El HuffPost