Isabel II, obligada a bajar el ritmo

·3 min de lectura
Isabel II, en su último acto presencial el 19 de octubre (Photo: Pool via Getty Images)
Isabel II, en su último acto presencial el 19 de octubre (Photo: Pool via Getty Images)

Desde hace años, es habitual comparar a Isabel II con Jordi Hurtado por su eterna juventud y vitalidad, pero la monarca británica también necesita bajar el ritmo. En los últimos días, la soberana ha sido noticia por su estado de salud, que le ha obligado a cancelar varios compromisos.

Las primeras alarmas saltaron cuando la reina canceló su viaje a Irlanda del Norte y se comunicó que Isabel II se tomaría unos días de descanso por recomendación médica. Después se supo que la soberana había estado la noche del pasado miércoles en el hospital, donde se sometió a varias pruebas rutinarias.

Hace unas semanas, también trascendió que el equipo médico que la atiende le había prohibido seguir bebiendo alcohol. La reina, que se dejó ver antes de todas estas informaciones apoyándose en un bastón, disfruta de vez en cuando de una copa de Martini que ahora deberá reservar sólo para ocasiones especiales.

Se esperaba que la monarca estuviera guardando fuerzas para asistir a la COP26, que se celebra en Glasgow (Escocia) entre el 31 de octubre y el 12 de noviembre, pero el Palacio de Buckingham confirmó este martes que “lamentablemente” Isabel II no asistiría.

La reina sí preparará un mensaje de vídeo para enviar al evento. Esta semana la soberana ha recuperado algunas reuniones a través de Zoom cierta actividad desde el Castillo de Windsor.

Desde Buckingham no se ha confirmado si Isabel II sufre algún problema de salud más allá de los derivados de su avanzada edad, ya que la soberana tiene 95 años, aunque ella misma rechazó recientemente un premio porque no se “siente vieja”. Sin embargo, algunas fuentes del personal de la monarca han filtrado a los medios británicos que el estilo de vida que lleva desde que pasó el confinamiento en Windsor puede tener algo que ver en ese cansancio.

Según estas fuentes, Isabel II está “destrozada” por quedarse viendo la televisión hasta altas horas de la madrugada. Trasnochar podría estar pasando factura a la soberana que, según el Sunday Times, está enganchada a Line of Duty y no se pierde un partido de la nueva estrella del tenis británico, Emma Raducanu.

Vuelta a la actividad, pero acompañada

A raíz de estos actos cancelados, se avecinan cambios en la Casa Real británica e Isabel II no volverá a acudir a un acto presencial en solitario. Según informa The Telegraph y recoge El País , la soberana estará siempre acompañada por un miembro senior de la familia para que, de esta forma, pueda sustituirla si ella necesita ausentarse. Además, con esta decisión la monarca también estará respaldada en sus compromisos.

Isabel II, con bastón el 14 de octubre (Photo: Chris Jackson via Getty Images)
Isabel II, con bastón el 14 de octubre (Photo: Chris Jackson via Getty Images)

Entre los miembros ‘senior’ de la familia real está el heredero al trono, el príncipe Carlos, que va cobrando cada vez más protagonismo junto a su mujer, Camila de Cornualles. A ellos hay que sumar a los duques de Cambridge, la princesa Ana y los duques de Wessex, especialmente Sofía de Wessex, que ha ganado popularidad en los últimos meses.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente