Isabel II, enterrada junto a su marido en la capilla de Jorge VI del Castillo de Windsor

·2 min de lectura
Carlos III sigue el féretro de su madre, la reina Isabel II (Photo: WPA Pool via Getty Images)
Carlos III sigue el féretro de su madre, la reina Isabel II (Photo: WPA Pool via Getty Images)

Carlos III sigue el féretro de su madre, la reina Isabel II (Photo: WPA Pool via Getty Images)

El final de una era y de un larguísimo capítulo de honores. Isabel II ya descansa para la eternidad en la capilla de Jorge VI, en la cripta del Castillo de Windsor. Allí ha sido enterrada a última hora de de este lunes, junto a su marido, el duque de Edimburgo, como ha confirmado Buckingham Palace.

La fallecida reina también ha sido enterrada al lado de su padre, el rey Jorge VI; su madre, la reina madre Isabel y su hermana, la princesa Margarita. Isabel II es la undécima monarca cuyos restos reposan en la cripta. De los pocos detalles que han sido confirmados, dada la privacidad de este último adiós, ha sido que la ceremonia la ha oficiado el deán de Windsor.

11 días después del fallecimiento de la monarca más longeva en tiempos contemporáneos, Reino Unido y el resto del mundo se han despedido, ya para siempre, de su icónica reina, en una jornada que ha convertido a Londres en centro del mundo.

En un lunes gris, la capital inglesa se ha despertado blindada para acoger el inmenso dispositivo de seguridad y protocolo del magno funeral. Cerca de 2.000 asistentes y decenas de jefes de Estado y Gobierno y miembros de casas reales han acompañado al féretro en el oficio religioso de mediodía. Pompa, mucha pompa, y un protocolo cuidado al milímetro.

Antes del entierro se ha celebrado el último acto religioso público, en la capilla del castillo, en presencia de unos 800 invitados que han despedido a la difunta monarca en el mismo lugar donde se celebró el funeral por su marido, fallecido en abril del pasado año.

El entierro, por contra, ha gozado de un estricto carácter privado. Buckingham Palace lo ha calificado como una “ocasión familiar profundamente personal” y sin la cobertura mediática que ha acompañado al resto de homenajes, por lo que la información se ha limitado a una breve línea en la página oficial de la Royal Family.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR