Isabel Gemio se puede permitir el gran sueño de muchos

·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - NOVEMBER 16: Isabel Gemio attends the 'El Rey Leon' ('The Lion King') premiere at Lope De Vega theatre on November 16, 2021 in Madrid, Spain. (Photo by Pablo Cuadra/WireImage)
Isabel Gemio vive la vida a lo grande y sin trabajar gracias a su pasado (Photo by Pablo Cuadra/WireImage)

Si encontráramos la lámpara mágica de Aladino y el genio nos concediera tres deseos quizá muchos de nosotros pediríamos algo que Isabel Gemio ya ha conseguido a sus 61 años, de hecho, lo consiguió hace algunos años más, es decir a sus 58.

‘Amo, ¿qué desea?’, nos diría el genio y algunos responderíamos ‘No tener que volver a trabajar nunca más’. Pues eso hace actualmente Isabel Gemio, disfrutar de una merecida vida sosegada y familiar que, lejos de habérsela regalado un genio, se la ha ganado a pulso.

Isabel Gemio fue, en la década de los años ochenta una de las presentadoras estrellas de TVE. Empezó en la cadena en 1983 y trabajó en todo tipo de programas demostrando su valía hasta allá por 1992, cuando dio el salto a Antena 3.

Sin duda los noventa fueron años de gloria para Isabel a la que gran parte del público recuerda por un programa mítico que sigue muy presente en el ideario de todos (incluso su Opening cantado), “Sorpresa, Sorpresa” que empezó a emitirse en 1996.

Gemio siempre ha tenido esas dos cadenas de televisión como su casa pero otra de sus grandes pasiones es la radio, donde empezó su carrera y también donde la terminó (ojo, de momento). En Onda Cero podíamos escucharla en ‘Te doy mi palabra’ desde 2004 hasta 2017, que se dice pronto.

La comunicadora también quiso ser autora escribiendo el libro “Mi hijo, mi maestro”, una obra de lo más personal que narra la historia de su hijo Gustavo, que padece una distrofia en los músculos llamada “distrofia muscular de Duchenne” y, a raíz de esto, Isabel también creó una fundación de ayuda a otros pacientes con enfermedades musculares y enfermedades raras como la de Gustavo.

Tras un silencio sepulcral en los medios, Isabel ha hablado con ‘Pronto’ y les ha contado que está la mar de bien y gozando la vida tranquila. En sus palabras: “Se vive muy bien así, con esta calidad de vida. Tengo más tiempo para mis hijos y la fundación, para estar en casa, quedar con mis amigos, viajar, leer y hacer todo lo que me gusta”.

https://www.instagram.com/p/Cg4Ca3tDiwe/

https://www.instagram.com/p/CfhZ1nyDeHW/

Gemio tiene al fin la agenda vacía para dedicar su tiempo a las cosas que ama y en su Instagram es habitual verla disfrutando de una buena lectura a pie de mar o rodeada de seres queridos en la naturaleza o la playa, disfrutando de unas vacaciones sin final.

Alegría y compañía tampoco le falta a la conductora televisiva y es que ha asegurado al medio que vive con su hijo Gustavo, de 25 años, su otro hijo Diego y la novia del primero con la que debe tener una excelente relación para compartir incluso techo.

Tras cuarenta años trabajando, que no son moco de pavo, Isabel Gemio recoge los frutos de lo que ha sembrado y es que además, para vivir sin trabajar y hacerlo de un modo acomodado, se tiene que haber sido previsora y ahorradora así que, todo lo que Isabel y su familia disfrutan hoy, es fruto del trabajo del ayer que muchos oyentes y telespectadores, no olvidamos. Eso sí, si en el futuro llega alguna oferta que “me convenza”, Isabel no cierra puertas a volver a las ondas radiofónicas o televisivas.

Te puede interesar...

¿Cuándo empezó Isabel Gemio en la televisión?

Isabel Gemio empezó en la televisión con el programa 'Los Sabios' de TVE en 1983