La letra pequeña detrás de las medidas estrella de Isabel Díaz Ayuso

·5 min de lectura

La presidenta de la Comunidad de Madrid lo ha vuelto a hacer. Isabel Díaz Ayuso convocó a los medios y, en la Casa de Correos, anunció a bombo y platillo que eliminará los impuestos autonómicos a los madrileños. Un titular sencillo, eficaz y que cala en la población. Sin embargo, tras ese titular se esconde, en palabras de la portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Hana Jalloul, “puro humo” y “populismo”. Lo dice porque, si se mira la letra pequeña de esa medida, en realidad hay bastante que matizar. Y no es la primera vez que Ayuso usa esta estrategia, que, por otra parte y dados los resultados electorales, parece que le funciona.

Alguna de las medidas y políticas estrella de Isabel Díaz Ayuso vienen con letra pequeña. (Foto: Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)
Alguna de las medidas y políticas estrella de Isabel Díaz Ayuso vienen con letra pequeña. (Foto: Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)

En la medida estrella de esta semana, la de anular los impuestos autonómicos y convertir a Madrid en la única Comunidad Autónoma donde solo hay impuestos a nivel nacional, la letra pequeña está en los que realmente se aplican y lo que recaudan. Son tres y solo suponen el 0,02% de la recaudación de la región. Según las cuentas hechas por varios medios, suponen 70 céntimos por año de media por habitante.

Más allá de la cantidad recaudada, 3,4 millones de euros bien invertidos pueden cubrir varias partidas, se debe tener en cuenta los impuestos que son. Señalan desde El País que uno de ellos es la instalación de máquinas recreativas en establecimiento de hostelería autorizados, que califican de “obsoleto”. Otro es la tasa de la basura que estaba condenada a desaparecer ya que el Gobierno central está a punto de aprobar una y al solaparse debería anularse la autonómica. Y el tercero es uno el recargo sobre las actividades económicas, pero en realidad no se está aplicando desde 2009.

Ayudas a la maternidad

Algo similar ocurrió hace unos meses con otra de sus medidas estrella: las ayudas a la maternidad. Fue durante su discurso de investidura. Ayuso dedicó una buena parte del mismo a hablar de su intención de que Madrid se convierta en una región “donde los niños sean protagonistas”. Y para ello detalló que el gobierno regional destinaría anualmente 250 millones de euros a proteger la maternidad y ayudar a quienes quieran ser madres.

Cualquier ayuda en este sentido siempre es bien recibida, el problema con el plan de Ayuso volvía a estar en la letra pequeña, en cuántas mujeres, en realidad, podrían beneficiarse de ellas. Y ahí es donde empezaba a reducirse el impacto del titular inicial, en los requisitos: menores de 30 años, un umbral de renta establecido y estar empadronada en Madrid durante al menos 10 años. Eso acota mucho las opciones a la hora de pedir esos 500 euros mensuales prometidos desde el quinto mes de embarazo y hasta que el bebé deje de serlo, hasta los dos años.

El hospital de pandemias y las vacunas

La experiencia de hospitales desbordados ante el aluvión de ingresos en lo peor de la pandemia hizo que Isabel Díaz Ayuso decidiese lanzarse a la construcción de un hospital de pandemias, el Isabel Zendal. Fue su gran apuesta política y, pese a las críticas por una inversión millonaria que le echaban en cara que podría haber invertido en reforzar una sanidad pública madrileña cada vez más debilitada y precarizada, ella siguió adelante con la idea. El Zendal se inauguró sin haber terminado las obras con un mes de retraso, un cuarto de las camas prometidas habilitadas, sin quirófanos, con sobrecostes y sin contratar personal. Este salió de voluntarios de otros hospitales.

Siguiendo con las medidas de lucha contra el COVID, otra de las medidas estrella de Ayuso fue llegar a un acuerdo, que ella misma anunció en Twitter, con tres grandes compañías para ampliar los puntos de vacunación y dar un empujón al plan de vacunación, que ha sido usado en varias ocasiones contra Pedro Sánchez a cuenta de si las vacunas llegaban o no. 

Sin embargo, los contratos con el Corte Inglés, Acciona y el Grupo Santander no han servido para ir mucho mejor que otras comunidades donde no se ha tomado esta medida o similares. Con el 76,7% de población con la pauta completa, está por delante de Ceuta, Melilla, Baleares y Cataluña. A estas dos últimas solo las supera por aproximadamente un punto y está muy lejos del 86,2% de Asturias. Aunque hay que tener en cuenta que cada región tiene sus propias características censales y geográficas, la diferencia entre Madrid y Asturias es de casi un 10%.

La oficina del Español

Por último, una de las medidas sorpresa de lo poco que lleva de legislatura: la creación de la Oficina del Español. Al frente, el actor y político Toni Cantó. Al que quiso llevar en sus listas pero no pudo por no haber hecho las cosas en tiempo y forma. Un tiempo después sigue sin saberse bien cuál es el cometido de este organismo regional y qué puede hacer que no hagan otros como, por ejemplo, el Instituto Cervantes. 

Su creación responde, en parte, a otra de las políticas estrellas de Ayuso, que en los últimos tiempos ha insistido mucho en la defensa del español y en convertir a Madrid en la capital del español. En junio, durante una entrevista con Federico Jiménez Losantos argumentó esa defensa como “una obligación legal, moral de lo heredado”. Añadió que se trataba de una cuestión “política en cuanto al ataque que está recibiendo de manera evidente por todo el planeta. Especialmente por parte de esos populismos, de esas tiranías, de esos regímenes sobre todo comunistas, como siempre ocurre, que están intentando reescribir la historia y hacer creer que la historia de España en el pasado se ha basado sobre todo, bueno, pues en genocidios y etcétera. Cuando todos sabemos que es todo lo contrario”.

EN VÍDEO | Sánchez abandera la agenda social con la subida inmediata del salario mínimo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente