Isabel Díaz Ayuso eclipsa a Pablo Casado en el último espacio libre que le quedaba al líder del PP

·3 min de lectura
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a su llegada al Congreso de los Diputados por el aniversario de la Constitución (Photo By Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a su llegada al Congreso de los Diputados por el aniversario de la Constitución (Photo By Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images)

Isabel Díaz Ayuso eclipsa a Pablo Casado es un titular que hemos leído en los últimos meses en referencia a la oposición al Gobierno de Pedro Sánchez, a la segunda manifestación de las derechas de Colón, al viaje internacional de la madrileña a Estados Unidos, al rechazo frontal a los indultos a los políticos presos del 'procés', al congreso regional del PP de Castilla y León, a la marcha en favor de la Policía Nacional por la ley mordaza, a la convención nacional del PP en Valencia...

El líder nacional del Partido Popular se ha visto superado una y otra vez por la pupila a la que moldeó para ayudarle en su envolvente al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y que ya se le ha ido de las manos. Pero aún mantenía una parcela de poder. Un territorio en donde había logrado defender su liderazgo conservador frente a las embestidas de Ciudadanos y Vox. Hablamos del Congreso de los Diputados. Pero su particular aldea gala también ha caído. Lo hizo ayer, durante los actos por el aniversario de la Constitución.

Busquen las imágenes. Los políticos fueron compareciendo ordenadamente en el puesto habilitado en la carrera de San Jerónimo. Todo parecía discurrir de manera ordenada y controlada. Hasta que llegó ella. Isabel Díaz Ayuso. El huracán de cámaras y micrófonos que se arremolinaron en torno a la presidenta de la Comunidad de Madrid arrasó con todo. No hubo otro punto de atención durante su comparecencia.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Todos apuntaban hacia ella. Como si su discurso fuera el que marcara el posicionamiento del principal partido de la oposición frente al Gobierno de coalición, como si ella fuera la rival a batir por Pedro Sánchez, Santiago Abascal e Inés Arrimadas

Algo que, no solo es cierto, sino que se queda corto. Porque como ayer quedó claro, Ayuso también es la rival a batir por Pablo Casado.

Pero la cosa no quedó ahí. Los que se montaron a su alrededor fueron los corrillos más multitudinarios, e incluso se le acercaron a saludar casi tantos colegas de profesión como a los propios Reyes de España o incluso a la anfitriona, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet. Y no solo lo hicieron diputados del PP cogiendo posición por lo que pueda ocurrir en un futuro, sino también unos cuantos de Vox y de Ciudadanos. Algunos, como Macarena Olona, incluso han subido una foto a su perfil de redes sociales. Las dos mujeres que más peso están ganando en los dos principales partidos de la derecha, frente a frente.

El huracán Ayuso pasó ayer por el Congreso de los Diputados. Por suerte para Casado, tardará otro año en hacerlo y poco a poco recuperará su protagonismo perdido. Lo malo para el líder del PP es que Ayuso volvió a eclipsarle y en esta ocasión ni siquiera le hizo falta un discurso provocador o incendiario para llevarse todos los flashes.

En vídeo | Rajoy tiene la certeza de que la crisis entre Casado y Ayuso "se resolverá"

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente