Irma Dorantes, la guardiana de la memoria de Pedro Infante que ha alimentado su idolatría poniéndolo en un pedestal

·4 min de lectura

Si hay alguien que ha cuidado la imagen de Pedro Infante desde su muerte en 1957, siendo la más dedicada guardiana de su memoria, sin duda se trata de la formidable Irma Dorantes, quien fue la última pareja del ídolo de México, madre de su hija más pequeña (la actriz y cantante Irma Infante) y una estrella por mérito propio, que conoció al ídolo sinaloense cuando todavía era menor de edad (algo que tanta controversia causó).

MIAMI - DECEMBER 11: Irma Dorantes performs at the Miami le canta a la Virgen de Guadalupe event on December 11, 2009 in Miami, Florida. (Photo by John Parra/Getty Images)
Irma Dorantes en 2009 en Miami, Florida. (John Parra/Getty Images)

Doña Irma, hoy de 86 años de edad, no volvió a tener pareja después de enviudar — aunque no oficialmente, ya que el matrimonio que contrajeron el 10 de marzo de 1953 (cuando ella tenía 18 años y todavía era menor de edad según la ley en México, que establecía la mayoría de edad hasta los 21 años, algo que cambió hasta 1973) fue invalidado, ya que María Luisa León, la esposa del cantante, nunca le concedió el divorcio. 

Aún así, la actriz, que conoció a Infante en 1948 en el rodaje de la cinta 'Los tres huastecos', cuando ella tenía 13 años de edad todavía, fue su última pareja de hecho y vivió con él durante cuatro años hasta su muerte en un accidente aéreo el 15 de abril de 1957

La relación entre ambos fue controversial en los medios de la época, ya que entre Infante y Dorantes había 17 años de diferencia, y el actor comenzó a cortejar a la actriz novata, siendo ella todavía una adolescente, con apenas 15 años cumplidos. La familia de ella tuvo problemas al principio para aprobar la relación entre ambos pero como lo narra en el libro 'Así fue nuestro amor', que publicó con motivo del cincuentenario de la muerte de Pedro, al ver que realmente estaban enamorados, no les quedó más que aceptar que eventualmente se casarían, ya que Infante prometió que se casaría con Irma.

Esto ya lo había intentado antes para casarse con Lupita Torrentera, la madre de sus hijos Pedro Jr. y Lupita, aunque la señora León, a quien Infante le fue consistentemente infiel —siendo esta una de las más reconocidas características de su personalidad— se negó de manera tajante a concederle el divorcio en esa ocasión (aún habiendo hijos de promedio), e hizo lo mismo cuando Pedro le informó la intención de casarse con la joven. En esa ocasión, apareció un acta de divorcio falsificada y el pleito por parte de León para que se anulara el matrimonio duró cuatro años, hasta 6 días antes de la muerte de Infante —que de hecho volaba desde Mérida, Yucatán, a la Ciudad de México, para tratar de remediar el asunto (que pudo haber devenido en un caso de bigamia) con sus abogados.

A raíz de esto, muchos culparon a la intransigencia y orgullo herido de María Luisa León por la tragedia y aunque ella lo sobrevivió varias décadas, quien funge hasta el día de hoy como viuda oficial de Pedro Infante es Irma Dorantes, quien con el paso de los años, se ha convertido en guardiana de su imagen y la más severa crítica de las representaciones que se han hecho (o se planean hacer) acerca del cantante nacido en Mazatlán el 18 de noviembre de 1917.

Por lo mismo, Irma ha creado un auténtico pedestal para el ídolo y ha sido extremadamente severa con figuras como Omar Chaparro, cuya interpretación de un Infante imaginario en la película 'Como caído del cielo' le pareció francamente ofensiva —aunque se tratara de una versión ficticia del personaje—y también criticó a Jorge Gallegos por su representación de Infante en la bioserie de Silvia Pinal que produjo Carla Estrada para Televisa, en la que se insinuaba una posible relación entre la diva y su colega, cosa que no le pareció bien a Dorantes y lo manifestó en su momento.

Es por lo mismo que la actriz se ha manifestado en contra de que se hagan bioseries o películas acerca de quien fuera el amor de su vida, ya que afirma que no hay actor alguno que esté a la altura de Pedro y además exige tener control sobre la representación, algo que es complicado pues los derechos sobre la imagen se dividen entre los hijos del desaparecido protagonista de 'Tizoc'.

A lo largo de más de 60 años, Irma Dorantes se ha mantenido fiel al recuerdo del hombre que amó, alimentando su idolatría con vehemencia y esta tarea de preservación es poco menos que asombrosa.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Al "Potrillo" le gana el sentimiento junto a su hijo, recuerda cuando él cantaba con su padre

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente