El Sinn Fin es el partido ms votado en elecciones en Irlanda, segn resultados parciales

Por Joe STENSON
1 / 4
Inicio en Dubln del recuento de votos, el 9 de febrero de 2020, tras las elecciones legislativas en Irlanda

El partido nacionalista Sinn Fin, el antiguo brazo poltico del IRA, es el ms votado en las elecciones legislativas en Irlanda, un pas controlado histricamente por dos formaciones de centro derecha, segn los resultados de la primera fase del escrutinio.

Debido al complejo sistema de escrutinio, la relacin de fuerzas no se conocer hasta que termine el recuento de votos, lo que puede llevar varios das. Se reanudar el lunes.

Los electores no votan por una lista determinada, sino que elaboran la suya propia clasificando a los candidatos por orden de preferencia.

Al trmino de la primera vuelta de escrutinio iniciada el domingo por la maana, el Sinn Fin encabeza los resultados con el 24,5% de los votos, por delante de los dos grandes partidos de centro-derecha, el Fianna Fail, con 22,2%, y el Fine Gael del primer ministro saliente Leo Varadkar, con 20,9%, segn la radiotelevisin pblica RTE.

Queda por ver cmo la aritmtica electoral distribuir los 160 escaos de diputados en el Dail, la cmara baja del Parlamento irlands.

El Sinn Fin, que milita por la reunificacin de la provincia britnica de Irlanda del Norte con la Repblica de Irlanda, present solo 42 candidatos, o sea dos veces menos que los grandes partidos centristas.

"Quiero que tengamos un gobierno para el pueblo", declar la jefa del Sinn Fin, Mary Lou McDonald, "un gobierno sin Finna Fail y Fine Gael". Ella fue reelegida el domingo y, sin esperar a los resultados definitivos, anunci haber entablado contactos con otros partidos, especialmente los Verdes y los socialdemcratas.

La posicin de los dirigentes de los grandes partidos centristas de "no hablar con nosotros" es insostenible, declar a la prensa en el principal centro de recuento de Dubln, en las afueras de la capital.

Tanto Fianna Fail como Fine Gael han descartado hasta ahora formar una coalicin con el Sinn Fin, debido a sus vnculos con el IRA, una organizacin paramilitar opuesta a la presencia britnica en Irlanda del Norte.

Leo Varadkar reiter su posicin, mientras que el jefe de Fianna Fail, Micheal Martin, pareci matizar la suya.

Ambos fueron reelegidos el domingo, pero no en la primera ronda de recuento, a diferencia de Mary Lou McDonald.

La prensa irlandesa subraya que el avance del partido nacionalista, en un pas tradicionalmente dirigido, en alternancia o en coalicin, como en el gobierno saliente, por los dos grandes partidos de centroderecha, cambia el tablero poltico irlands.

- Negociaciones arduas a la vista -

"Los resultados provienen de todo el pas y pareciera que tenemos tres partidos que obtendran aproximadamente el mismo nmero de escaos, lo que dificultar bastante la formacin de un gobierno", estim Varadkar.

Cuando se hayan anunciado los resultados definitivos, los partidos comenzarn a negociar para formar un gobierno de coalicin. Un proceso en el que las pequeas formaciones y los independientes podran influir.

Despus de las ltimas elecciones de 2016, se tard ms de dos meses en alcanzar un acuerdo de gobierno.

Leo Varadkar es joven (41 aos), mestizo y homosexual. Encarna una Irlanda en el pasado muy catlica que se moderniza pero su popularidad ha cado despus de casi tres aos en el poder.

Leo Varadkar fue criticado por haber centrado la campaa en el Brexit en vez de en las preocupaciones de los votantes, ms interesados por la vivienda o la sanidad.

Una semana despus de la salida del Reino Unido de la Unin Europea, Irlanda y sus 4,9 millones de habitantes estn en primera lnea. Es el nico pas de la UE con una frontera terrestre con su vecino britnico, y los vnculos econmicos entre ambos son estrechos.

Las negociaciones comerciales entre Londres y Bruselas tendrn consecuencias para el comercio en la isla de Irlanda. Leo Varadkar destac su papel en la bsqueda de una solucin para evitar la vuelta de una frontera fsica entre las dos Irlandas.

Este tema, uno de las ms espinosos del acuerdo de divorcio entre Londres y Bruselas, ha trado a la memoria las tres dcadas del conflicto (los "disturbios") en el Ulster, una provincia britnica, entre republicanos (principalmente catlicos) y unionistas (sobre todo protestantes), que caus 3.500 muertos.