Irlanda defenderá "vigorosamente" su impuesto de sociedades del 12,5 %

·2 min de lectura

Dublín, 11 jun (EFE).- El ministro irlandés de Finanzas y presidente del Eurogrupo, Paschal Donohoe, aseguró este viernes que Dublín negociará "vigorosamente" para mantener su impuesto de sociedades en el 12,5 %, a pesar de que el G7 ha propuesto un mínimo del 15 % en un histórico acuerdo alcanzado la pasada semana.

Donohoe opinó que la cifra propuesta por los siete países más ricos es "solo una guía" y que es "aún pronto" para determinar si el G20 y la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) aceptarán un nuevo sistema fiscal global.

Irlanda, dijo, defenderá su posición como destino "realmente atractivo" para las inversiones de las multinacionales que se han establecido es este país en las últimas décadas, atraídas por su "competitivo régimen de impuestos".

"Tengo mucha confianza en nuestra oferta competitiva, pero es muy importante que las pequeñas y medianas economías tengan la posibilidad de imponer una tasa más baja para compensar las ventajas de escala, ubicación y patrimonio industrial", declaró Donohoe a la cadena pública irlandesa RTE.

Reconoció que éste "siempre ha sido un asunto controvertido" dentro de la Unión Europea (UE), donde se "ha puesto mucho el foco" sobre el impuesto de sociedades y la política fiscal del Gobierno irlandés.

Sin embargo, recordó "que aún queda mucho por hacer" al respecto y que muchos países están a favor de mantener su independencia fiscal y "les preocupa" la introducción de tasas más altas.

Por ello, destacó que el Ejecutivo de Dublín, de coalición entre centristas, conservadores y verdes, mantiene "contactos directos" y permanentes con la secretaria estadounidense del Tesoro, Janet Yellen.

Asimismo, Donohoe reiteró que la legislación irlandesa respecto a las condiciones de "residencia fiscal" y de "registros de empresas" es "muy clara".

El ministro de Finanzas se refería al caso de una filial irlandesa de Microsoft, con el nombre Microsoft Round Island One, que declaró un beneficio en 2020 de 315.000 millones de dólares (260.000 millones de euros al cambio), pagó cero euros de impuestos al tener su residencia fiscal en Las Bermudas, según publicó la pasada semana The Guardian.

Dublín también tiene otro frente abierto con la Comisión Europea (CE), que ha recurrido una sentencia de la justicia europea que anulaba la obligación para Irlanda de recuperar 13.000 millones de euros (unos 14.870 millones de dólares) en impuestos no abonados por la multinacional estadounidense Apple entre 2003 y 2014.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente