Irlanda acusa al gobierno británico de rechazar las soluciones de la UE sobre el Brexit

·2 min de lectura
El ministro de Relaciones Exteriores irlandés, Simon Coveney, durante una rueda de prensa en Berlín, el 11 de diciembre de 2020 (AFP/FABRIZIO BENSCH)

El ministro irlandés de Relaciones Exteriores, Simon Coveney, acusó el lunes al gobierno británico de rechazar las soluciones propuestas por la Unión Europea (UE) para resolver las tensiones provocadas por el Brexit en la región británica de Irlanda del Norte.

Coveney también reprochó a los británicos querer "cambiar las reglas del juego", en referencia a la voluntad del secretario de Estado encargado del Brexit, David Frost, de poner en entredicho el papel del Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) para hacer cumplir las leyes del mercado único que se aplican en Irlanda del Norte (región del Reino Unido).

Frost tiene la intención, durante un discurso el martes en Lisboa, de presionar nuevamente a los 27 para que muestren "ambición y voluntad", según un comunicado difundido el sábado por Downing Street. El responsable exigirá cambios importantes en el protocolo de Irlanda del Norte, antes de que el miércoles los europeos presenten sus propuestas.

Pero esto indignó a Coveney, cuyo país es el principal afectado en la UE por la salida británica, dado que comparten frontera terrestre, intensos intercambios comerciales y un conflictivo pasado.

"Frost me acusa de plantear los problemas en las redes sociales. Es un poco fuerte, francamente, cuando él reúne a los medios británicos para decir 'la UE puede hacer los cambios que necesite, pero no es suficiente, queremos más' y ahora el TJUE es el principal problema", declaró Coveney a la televisión pública irlandesa RTE.

"Toda la Unión Europea ve cómo se sigue el mismo esquema una y otra vez: la UE intenta resolver los problemas, el Reino Unido rechaza las soluciones antes de que se publiquen y pide más", fustigó Coveney.

Y advirtió que "en algún momento la UE dirá 'basta' (...) y creo que ahora estamos muy cerca de ese momento".

Por su parte, el gobierno británico negó haber cambiado de posición.

El primer ministro Boris Johnson aceptó el papel del TJUE en 2019 "con un espíritu de compromiso en circunstancias difíciles", dijo su portavoz a los periodistas en Londres el lunes.

Pero hoy, "simplemente no es viable que la UE haga leyes que se apliquen en Irlanda del Norte sin ningún tipo de escrutinio o discusión democrática", dijo. "Es inaudito que un acuerdo bilateral sea monitoreado por los tribunales de una de las otras partes", agregó.

jts-jit-pau-acc/bl

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente