Irene Rosales deja la tele poniendo en jaque su economía familiar

·4 min de lectura
SEVILLE, SPAIN - FEBRUARY 01:  Dj Kiko Rivera and Irene Rosales present their newborn Carlota Rivera  on February 1, 2018 in Seville, Spain.  (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)
Irene Rosales abandona Viva la Vida (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)

La mujer de Kiko Rivera ha dicho basta. Irene Rosales no ha podido aguantar la presión que supone su puesto de colaboradora en el programa de Telecinco ‘Viva La Vida’ y ha tomado la drástica decisión de dejar la televisión.

Es curioso como Irene, colaboradora habitual del espacio televisivo del fin de semana, se puede permitir renunciar a su puesto de trabajo cuando la situación familiar a nivel económico no es la más idónea para que falte un sueldo en casa.

Según el mismo Kiko Rivera aireó durante el inicio de la pandemia, hace ahora un año, no tienen ningún tipo de ahorro y estaba viviendo de las ayudas del gobierno, con 700 euros al mes, esposa y dos hijas que alimentar, además de su hijo Francisco al cual supongo que le manda pensión alimentaria también.

Fue durante un directo en redes sociales con Tamara Gorro cuando Kiko explicó que: “Tenía un verano estupendo de trabajo y nos iba a posibilitar empezar a poner colchón para mis hijas, comprarnos una casa... Pero ha llegado así”. La pandemia frenó y sigue frenando los planes de muchos artistas, entre ellos, el hijo de Isabel Pantoja que no dudó en pedir la ayuda para autónomos disponible para los ciudadanos.

Lo primero que uno se plantea es cómo puede ser que Kiko no tenga dinero con todo lo que ha ganado en sus entrevistas, en su paso por Gran Hermano etc, pero él mismo desveló que “todo lo he utilizado para pagar mi deuda con Hacienda” y, sin esconderse de su pasado, también admitió que: “Siempre he sido un gastador y ahora me arrepiento de ello. Ahora, no tengo problema en decirlo, solo estoy ingresando 700 euros al mes, que es lo que me da el Estado, pero sigo teniendo los mismos gastos de siempre. Es una locura, no hay derecho”.

Sin embargo este pasado mes de junio una alegría ha llegado a su hogar y es que Rivera ha conseguido alquilar al fin su loft de Madrid que un ocupa le había destrozado por completo. Una vez reformado, pedía 1.500€ mensuales de alquiler pero, negociando con el inquilino, al final han acordado 1.200€.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Si a esos 1.200€ le sumamos las canciones que Rivera va lanzando en plataformas de música online y que tienen su éxito, solo de Kiko podría llegar a su hogar el sueldo suficiente para pagar la casa y los gastos familiares y, de este modo, Irene se ha podido ‘retirar’ de la televisión.

Rosales ingresaba, según publicó 'El Español', entre 400 y 500 euros por programa, lo que significa que si iba cada sábado y domingo a 'Viva La Vida', en su casa entraban unos 4.000€ al mes, sueldo que, de ser cierto, se notará muchísimo en la economía familiar.

La salud mental de Irene Rosales es igual de importante que la economía familiar sino más y por eso ha decidido dejar temporalmente el programa de Emma García dado que, en los últimos meses y debido a la polémica herencia de Paquirri y los problemas en la familia Pantoja, el trabajo y su exposición mediática se han vuelto muy intensos.

En sus palabras: “Necesito buscar mi apoyo en mí misma, necesito tiempo y pensar muchas cosas. Necesito ahora mismo estar conmigo misma. Estoy segura de la decisión, es algo que tenía en mente desde hace mucho. Sé que es lo mejor para mí”, ha explicado.

Irene ha perdido a su madre y a su padre en poco tiempo y quizá ahora todo le pesa y se le hace una montaña, sin embargo tiene claro que esto es un ‘hasta pronto’: “No estoy bien, me ha venido el bajón ahora, he pasado por muchas situaciones donde no he parado. Me he llevado un año de hospitales con mis padres con un resultado horrible y luego pasó el conflicto con Kiko. Todo es una pesadez, venir a trabajar se me hace un mundo, estar con las niñas es agobiante. Analizo lo que estoy viviendo y decido que tengo que frenar porque sí quiero estar bien con todos, tengo que estar bien conmigo misma.”

Irene hace bien en priorizarse y es que, mientras tengan para "comer y pagar la casa estamos tranquilos", como bien dijo Rivera en una reciente entrevista. Además, el pasado mes, dijo en 'La Resistencia' que en patrimonio -que aún no ha recibido- tiene suficiente para vivir él y sus hijos el resto de sus vidas.

Más historias que te pueden interesar

Kiko Rivera confiesa cómo es su vida sexual con Irene Rosales

Irene Rosales cuenta cómo le afectó a Kiko Rivera ver a su madre con su tío en los juzgados

El infierno de Irene Rosales por el problema con las drogas de Kiko

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente