Irene Montero responde a la extrema derecha tras las críticas a sus palabras sobre educación sexual

La ministra de Igualdad, Irene Montero, comparece ante la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, este miércoles en Madrid. (Photo: EFE/ Javier Lizón)
La ministra de Igualdad, Irene Montero, comparece ante la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, este miércoles en Madrid. (Photo: EFE/ Javier Lizón)

La ministra de Igualdad, Irene Montero, comparece ante la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, este miércoles en Madrid. (Photo: EFE/ Javier Lizón)

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha respondido este viernes a las críticas de la derecha y de la extrema derecha que, ha señalado, han desplegado una campaña de “violencia política” y van “en contra” de la educación sexual de los niños. Además, ha insistido en este “derecho” para que en las escuelas ellos puedan denunciar y “tener las herramientas” para “identificar esas situaciones de violencia” contra la infancia.

Así se ha pronunciado en una entrevista en el programa Hora 25 en la Cadena Ser después de que partidos como PP, Ciudadanos y Vox afearan sus palabras respecto a la sexualidad y los niños e incluso reclamaran su dimisión al frente del Ministerio. Desde la formación que lidera Santiago Abascal también han registrado una querella ante el Tribunal Supremo contra Montero por un presunto delito de corrupción de menores.

La titular de Igualdad ha señalado que siente “mucha vergüenza” con la “violencia política” que, a su juicio, ejercen “la derecha y la extrema derecha”. Montero ha asegurado que “el problema” está realmente en ver “cómo somos capaces de garantizar la educación sexual integral desde edades tempranas como derecho que es de los niños y niñas de nuestro país”.

“Los que despliegan esta campaña de violencia política tan vergonzosa en contra de la educación sexual son los mismos que han votado en contra de la ley de infancia, en contra de la ley de garantía integral de la libertad sexual, incluso en contra, en el caso de Vox, de investigar los abusos sexuales en el seno de la Iglesia”, ha aseverado.

En referencia a la derecha y a la extrema derecha, la ministra ha expresado que “deberían estar pensando en por qué son sistemáticamente los que blanquean esa violencia machista, quienes dicen que no existe y votan en contra de las leyes que permiten proteger de forma eficaz a los niños y niñas que son víctimas de violencia sexual”.

“Nos tenemos que preguntar qué hacemos para acabar con la violencia machista y una muy invisible, que es la que se ejerce contra la infancia”, ha planteado la ministra.

Montero ha abogado para que las escuelas sean entornos donde los niños “puedan denunciar esas situaciones” de abuso y “tener herramientas” para identificar la violencia, además de “ser acompañados en el proceso de aprendizaje de su sexualidad y de sus relaciones afectivas”.

Cuestionada por la querella que le ha presentado Vox, la ministra ha dicho estar preparada “para todo” y ha explicado que esto forma parte de “esas campañas de violencia política” en las que también incluye el “acoso mediático y judicial”. “No es la primera vez ni será la última”, ha reiterado, para avisar después que “la mejor respuesta” se da desde “el movimiento feminista organizado.

“Necesitamos instituciones que garanticen los derechos que tantas décadas llevan peleando las mujeres”, ha dicho. ”¿A quién le beneficia cuestionar el derecho a la educación sexual? A los agresores y a los machistas”, ha zanjado la titular de Igualdad.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR