Irene Montero: "Nadie pudo pensar que si se bajaban las penas mínimas podía conllevar reducción de penas"

Irene Montero, en el Congreso
Irene Montero, en el Congreso

Irene Montero, en el Congreso

La norma no se toca, insiste Irene Montero. Y como en anteriores ocasiones, defiende que el problema no es el articulado de la ley del ‘solo sí es sí’, sino su interpretación por parte de los jueces. Por ello, la ministra de Igualdad defiende su texto original y asegura que ningún órgano judicial consultado previamente podía anticipar lo que ha ocurrido: la rebaja de penas en los últimos días de varios condenados por delitos sexuales.

“Nadie pudo pensar que si se modificaban las penas mínimas podía conllevar reducción de penas”, ha sentenciado Montero en una entrevista en Hora 25 (Cadena SER).

Para justificar sus palabras, se ha apoyado en la “jurisprudencia” a través de un escrito de la Fiscalía que decía “en las penas privativas de libertad no se considerará favorable este código cuando la duración de la pena anterior impuesta al hecho con sus circunstancias sea también impunible con respecto al nuevo código”. “Esto es, por explicarlo en pocas palabras, que si la pena que se ha impuesto entra dentro de la nueva horquilla de penas, no es revisable”, ha aclarado.

Así, la ministra ha explicado que de la polémica surgida, “lo que más me preocupa es la alarma social, lo que feministas llamamos terror sexual, que las instituciones no sean un lugar seguro”. “Debemos mandar el mensaje  claro de que esta ley sirve”. Y, de forma contundente, Montero ha querido tumbar el “bulo”, de que supuestamente el CGPJ en su informe previo a la aprobación de la ley advirtiese de que esto podría pasar.

“Lo del CGPJ es mentira, un bulo. Lo que decía, en su informe entre primera y segunda vuelta es que si bajábamos las penas máximas podría haber una revisión de penas, y esto se lo agradezco al ministro Campo, que entonces estaba él, acordamos no bajar los tipos máximos. Cumplimos lo que decía el Poder Judicial, que se refería a las penas máximas, no a las mínimas”.

Si yo creyera que modificando la ley podría garantizar mejor los derechos de las víctimas, sería la primera en plantearloIrene Montero

“Si yo creyera que modificando la ley podría garantizar mejor los derechos de las víctimas, sería la primera en plantearlo... Si yo creyese que hay un error sería la primera en reconocerlo”, ha añadido, basándose de nuevo en la jurisprudencia y tratando de tumbar el planteamiento lanzado desde el lado socialista del Gobierno.

La ministra ha hablado de las palabras de Pedro Sánchez, “de quien me consta que está implicado pese a no haber podido hablar con él”. El presidente, desde la Cumbre del G-20 ha defendido el texto y ha pedido “esperar” a conocer bien las sentencias y la aplicación de la norma, el martes, María Jesús Montero se mostró abierta a “estudiar” tanto la ley como las últimas sentencias. “El objetivo no era este”, apuntaba la ministra de Hacienda y voz autorizada del PSOE, que de inmediato se encontró con el rechazo de Podemos.

Lo del CGPJ es mentira, un bulo. Lo que decía, en su informe entre primera y segunda vuelta es que si bajábamos las penas máximas podría haber una revisión de penas [...] no hablaba de las mínimas.Irene Montero

De nuevo, Montero ha hablado de un “problema de aplicación de la ley”, por lo que ha pedido reforzar la formación y la sensibilización de los legisladores. “estaba convencida, la jurisprudencia era tan clara para todos, de que si las penas entraban dentro del rango de penas no iba a haber rebajas. Pero estoy muy preocupada porque la interpretación de la ley puede permitir que haya víctimas revictimizadas”.

Ojalá la cuestión de todo esto fuera atacar al Ministerio de Igualdad. Pero aquí hay víctimas y ellas son mi única preocupación”, ha rematado, preguntada por si ha echado de menos “apoyo” de Yolanda Díaz.

Rosell insiste: “No tiene sentido cambiar la ley”

La Delegada de Gobierno de Violencia de Género, Victoria Rosell, también ha defendido la Ley del solo sí es sí y ha rechazado su modificación inmediata. Durante una entrevista en ‘La Noche en 24 horas’, Rosell ha insistido en que los jueces están “aplicando artículos sin leer la nueva ley”.

Según la delegada, “hay sentencias que se están revisando con manifiesto error”, como el caso del abuso de un padrasto a una menor. Y ha recordado que se va a dar más publicidad a las sentencias que se van a revisar frente a las que no que, según ha puntualizado, son la mayoría. Un hecho que ha destacado que va a crear “mucha inseguridad a las mujeres”.

“La realidad es que en el caso del padrastro no podríamos prever porque es una revisión mal hecha”, ha criticado.

Es una ley muchísimo mejor a las que hemos tenido hasta ahoraVictoria Rosell

Rosell ha aclarado también que “es falso” que el Consejo General del Poder Judicial advirtiera de cómo iban a actuar los jueces con la rebaja del mínimo de penas o sobre la falta de una disposición transitoria y en su argumento ha enumerado todos los organismos por lo que ha pasado el texto.

Pese a la insistencia de Xavier Fortes, Rosell no ha reconocido si hay una “falla” en la ley. Al contrario, ha insistido en que el Poder Judicial nunca les advirtió y ha recordado que la norma “no solo la vieron sus ojos”.

“El problema está en la primera sentencia que no aplicaron el agravante, no en la ley”, ha argumentado. Asimismo, Rosell ha pronosticado que el ruido de los últimos días va a ir “aplacándose”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR