Irene Montero sobre el acuerdo con Bildu: "Lo firmado está firmado"

Madrid, 21 may (EFE).- La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha sostenido este jueves en relación al acuerdo de PSOE y Unidas Podemos con Bildu para la derogación de la reforma laboral que "lo firmado está firmado", con independencia de que puedan existir matices.

"Yo creo que lo que se firma se cumple. (...) Independientemente de los matices que pueda haber, lo firmado está firmado y además de eso hay un acuerdo de gobierno que es al que yo me debo en el que explicamos de forma clara que la reforma laboral del PP es lesiva para los derechos de los trabajadores", ha aseverado Montero en una entrevista en TVE.

La titular de Igualdad ha insistido en que la derogación de la reforma laboral ya está reflejada "con total claridad" en el acuerdo de Gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos.

Respecto a las manifestaciones en protesta contra la gestión de la crisis del coronavirus por parte del Gobierno, ha dicho que le parecen "perfectamente legítimas" siempre y cuando se respeten las obligaciones de seguridad y no se salten las normas.

"Los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a expresar sus opiniones", ha subrayado, si bien ha criticado que la extrema derecha y la derecha del PP "llevan muchas semanas alentando un clima de crispación y odio".

Sobre los escraches, ha mostrado preocupación por que se generalicen a otros dirigentes políticos y se ha referido como ejemplo a Isabel Díaz Ayuso, Pablo Casado o Santiago Abascal: "Por desgracia seguirá pasando", ha considerado.

Montero ha destacado que "cuando uno acepta ser ministro, viene llorado de casa" y que a pesar de que por las noches hay ciudadanos que se concentran para protestar a la puerta de su casa porque consideran que es "una forma útil de protesta", su "obligación es pensar en España" y "tender la mano".

Por último, ha asegurado que cuando la emergencia sanitaria pase, el Ejecutivo evaluará los errores que haya podido cometer y asumirá las responsabilidades pertinentes, si bien ha denunciado que es inhumano dudar de que el Gobierno habría hecho las cosas de otra manera de haber dispuesto de más información de la epidemia en febrero y marzo.

(c) Agencia EFE