EEUU acusa a siete iraníes de hackeo a bancos y represa

Estados Unidos inculpó a siete iraníes por hackeo bancario y a uno de ellos también por piratear el sistema informático que controla una represa, en acciones vinculadas con el régimen de Teherán ocurridas entre 2011 y 2013, indicó este jueves el Departamento de Justicia. "Hoy hemos lanzado una acusación contra siete presuntos experimentados piratas informáticos empleados por compañías de seguridad informática que trabajan en nombre del gobierno iraní, incluyendo la Guardia Revolucionaria", dijo la secretaria de Justicia, Loretta Lynch, en una conferencia de prensa. Los iraníes, que eran empleados de dos empresas privadas de computación, fueron acusados de hackear casi 50 bancos en Estados Unidos, según el acta de acusación consultado por la AFP. "Estos ataques eran constantes, sistemáticos y amplios", sostuvo Lynch, en una conferencia de prensa en Washington. Los hackeos comenzaron en diciembre de 2011 y se intensificaron entre septiembre de 2012 y mayo de 2013. Durante la campaña de ataques fue afectado el acceso a cuentas bancarias de cientos de miles de clientes, lo que provocó pérdidas por decenas de millones de dólares, precisa la acusación. Bank of America, J.P. Morgan Chase, Citibank y HSBC son algunos de los bancos que fueron afectados por los ataques informáticos. Uno de los inculpados, Hamid Firoozi, también fue acusado de piratear en varias ocasiones el sistema informático que controla la represa Bowman, cerca de Nueva York, entre agosto y septiembre de 2013, lo que le permitió obtener información sobre el funcionamiento de esa instalación, señala la acusación formal. Lynch dijo que Hamid Firoozi "debe responder por la acusación de haber obtenido acceso, de manera ilegal, al sistema de control y de manejo de datos de la represa". -- "Hackeame" -- Los cargos contra los iraníes están contenidos en un documento de 17 páginas presentado ante un tribunal neoyorquino. Estas acusaciones son formuladas después que el presidente Barack Obama anunciara en febrero un plan de seguridad informática, mientras los servicios de inteligencia advierten sobre los crecientes riesgos provenientes de nuevas tecnologías, que cada vez permiten más fácilmente a los piratas abrir las puertas de importantes redes de sistemas. Ese plan incluye una revisión profunda de las viejas redes del gobierno y la creación de una comisión de alto nivel para afrontar el tema de la seguridad informática. Una epidemia de filtraciones de datos y ciberataques se ha registrado en los últimos años en redes tanto privadas como gubernamentales de Estados Unidos. -- Guardianes de la Revolución -- Los siete inculpados están vinculados con los Guardianes de la Revolución, el ejercito de élite del régimen de Teherán, precisó Preet Bharara, el fiscal de Nueva York. El cuerpo de Guardianes de la Revolución es una de las entidades del gobierno iraní responsable de la inteligencia, señala el documento de la fiscalía estadounidense. "Los servicios en línea fueron interceptados. El acceso de cientos de miles de estadounidenses a sus cuentas fue desactivado", puntualizó Lynch. "Creemos que estos (ataques) estaban dirigidos con el sólo propósito de afectar a estas compañías y provocar daños en el sistema de libre mercado estadounidense", agregó la secretaria de Justicia.