Irán sentencia a muerte a un manifestante e imputa a más de 750 por las protestas

© Wana News Agency/Vía Reuters

La muerte de la joven Mahsa Amini, fallecida bajo custodia policial tras ser detenida por la policía de la moral, despertaron una oleada de protestas en el país que se mantienen vivas después de nueve semanas. Las autoridades persas aseguran que todo forma parte de un plan de desestabilización dirigido por Israel y Estados Unidos.

Una manera de escarmentar a quienes salieron a la calle por el fallecimiento de la joven Mahsa Amini. Más de 750 personas repartidas en varias provincias como Markazí y Hormozgán fueron imputadas por las protestas.

Además, una persona fue sentenciada a muerte por un tribunal de Teherán, la capital, por "haber prendido fuego a un edificio público, desestabilizar el orden público, juntarse y conspirar para cometer un crimen contra la seguridad nacional" y por ser "un enemigo de Dios y de la corrupción", según el portal digital iraní Mizan Online.

Más de 2.000 personas enfrentan procesos judiciales por las protestas. Las manifestaciones, que empezaon el 16 de septiembre pasado, han dejado también un alto saldo de allecidos, según la ONG Irán Human Rights, con sede en Noruega: según sus cifras, 326 personas han perdido la vida.

Expertos de la ONU instaron a los dirigentes iraníes a “dejar de usar la pena de muerte como una herramienta” para sofocar las protestas.

Continúan las manifestaciones

Este sábado se cumplieron nueve semanas seguidas de protestas contra el sistema imperante en la nación persa. Bajo el lema “libertad e igualdad”, los estudiantes de la Universidad de Ciencia y Cultura, ubicada en la capital del país, mostraron su descontento.

Extranjeros detenidos en el contexto de las protestas

Con EFE y Reuters


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Tras señalamientos, Irán acepta haber suministrado drones kamikaze a Rusia
Guardia Revolucionaria iraní advierte a los manifestantes: “Hoy es el último día de protestas”
Joven periodista iraní, residente en Francia, encarcelado en Teherán durante un mes