Irán rechaza interrumpir enriquecimiento al 20% antes de que EEUU levante sanciones

·2 min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: La bandera iraní ondea frente a la sede del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en Viena, Austria

DUBÁI, 30 mar (Reuters) - Irán no interrumpirá su enriquecimiento de uranio al 20% hasta que Estados Unidos levante todas las sanciones, según comentarios de un alto cargo no identificado difundidos el martes en la televisión estatal iraní, después de que un medio de comunicación estadounidense dijera que Washington podría ofrecer una nueva propuesta para iniciar las negociaciones.

El Gobierno de Biden ha estado tratando de entablar conversaciones con Irán para que ambas partes vuelvan a cumplir con el acuerdo nuclear de 2015. Este pacto eliminó las sanciones económicas impuestas a Teherán a cambio de que se frenara el programa nuclear iraní, con el fin de impedir la fabricación de un arma nuclear, una ambición que Teherán desmiente.

"Un alto responsable iraní dice a Press TV que Teherán detendrá su enriquecimiento de uranio al 20 por ciento sólo si Estados Unidos levanta primero todas sus sanciones a Irán", dijo la cadena estatal Press TV en su página web.

"El responsible dijo que Teherán reducirá aún más sus compromisos bajo el acuerdo nuclear de 2015 si Estados Unidos no levanta todas las sanciones, advirtiendo que a Washington se le está acabando rápidamente el tiempo", agregó.

Por separado, la misión de Irán en Naciones Unidas tuiteó: "No se necesita ninguna propuesta para que Estados Unidos se reincorpore al JCPOA (acuerdo nuclear). Sólo se requiere una decisión política por parte de EEUU para implementar plena e inmediatamente todas sus obligaciones bajo el acuerdo...".

Según informó anteriormente Politico, una propuesta de Estados Unidos cuyos detalles aún se están elaborando pediría a Irán suspender algunas de sus actividades nucleares, como el trabajo en centrifugadoras avanzadas y el enriquecimiento de uranio al 20% de pureza, a cambio de lo cual Washington suavizaría en cierta medida sus sanciones económicas.

El predecesor del presidente estadounidense Joe Biden, Donald Trump, se retiró del acuerdo en 2018 y volvió a imponer sanciones estadounidenses.

Irán, después de esperar más de un año, tomó represalias vulnerando algunas de las restricciones nucleares del pacto, incluido el límite del 3,67% de pureza al que se le permite enriquecer uranio.

La probabilidad de que se consiga avanzar en la reanudación del acuerdo antes de que Irán celebre elecciones presidenciales en junio se ha reducido después de que Teherán haya optado por adoptar una postura más dura antes de volver a negociar, según han dicho fuentes consultadas.

(Información de sala de prensa de Dubái; editado por Lincoln Feast; traducido por Flora Gómez en la redacción de Gdansk)