Irán: el movimiento de protesta continúa frente a una represión cada vez más violenta

AP - Vahid Salemi

En Irán, el movimiento de protesta, que comenzó hace dos meses con la muerte de Mahsa Amini, ha cobrado fuerza desde el martes con un nivel de violencia cada vez mayor.

Con nuestro corresponsal en Teherán, Siavosh Ghazi

El jueves, muchos comercios del centro de la capital, pero también de otras zonas, estaban cerrados. Según los videos compartidos en las redes sociales, la situación fue similar en varias docenas de ciudades provinciales. La intervención de la policía antidisturbios es cada vez más violenta. Por ejemplo, se vio a agentes de policía disparando balas de pintura o gases lacrimógenos en las estaciones de metro o golpeando a los manifestantes en los trenes del metro.

En las ciudades de provincia, especialmente en las regiones fronterizas con Irak, de mayoría kurda, las fuerzas de seguridad intervinieron con más violencia aún, a veces con armas de guerra.

En la ciudad de Izeh, en el suroeste de Irán, murieron siete personas por disparos, entre ellas un niño de 10 años. Esto provocó una gran emoción en todo el país y en las redes sociales. Muchos internautas acusaron a las autoridades de ser responsables, mientras que el gobierno acusó a los grupos terroristas de estar detrás de las muertes.

En otras ciudades, como en las afueras de Isfahan, murieron a tiros milicianos islamistas y miembros de las fuerzas de seguridad. Se trata de un nivel de violencia que no se veía desde el inicio del movimiento de protesta que comenzó hace dos meses tras la muerte de Mahsa Amini.


Leer más sobre RFI Español