Irán libera un petrolero surcoreano apresado en enero

Claire LEE
·3 min de lectura
El "Hankuk Chemi" zarpa del puerto iraní de Rajai, el 9 de abril de 2021, en una imagen divulgada por el ministerio de Exteriores de Corea del Sur

Irán liberó el viernes un petrolero de bandera surcoreana, apresado en enero en un momento en que las autoridades iraníes apremiaban a Seúl a desbloquear varios miles de millones de dólares congelados por las sanciones estadounidenses.

La liberación se produce mientras se celebran conversaciones en Viena entre Teherán y otras potencias mundiales para tratar de salvar el acuerdo nuclear iraní de 2015 y levantar las sanciones estadounidenses al país.

Incautado en enero por la Guardia Revolucionaria, el ejército ideológico de Teherán, el petrolero "Hankuk Chemi" "salió hoy sano y salvo" y su capitán fue liberado, según el ministerio de Relaciones Exteriores surcoreano.

"La liberación del barco fue ordenada por el fiscal tras la finalización de la investigación (y) a petición del propietario del barco y del gobierno surcoreano", confirmó posteriormente el portavoz de Relaciones Exteriores de Irán, Said Khatibzadeh, citado por la agencia oficial Irna.

"La falta de antecedentes en la región por parte del capitán y del barco" llevó al fiscal a tomar la decisión, añadió Khatibzadeh.

Los sitios web que rastrean los buques indican que el petrolero de 147 metros de eslora se dirige al estrecho de Ormuz.

En el momento de la incautación del petrolero, Teherán acusó al barco, que transportaba 7.200 toneladas de "productos químicos derivados del petróleo", de contaminación marítima, y la veintena de miembros de la tripulación fueron detenidos.

En febrero, Irán permitió que todos los miembros de la tripulación, excepto el capitán, abandonaran el país por razones "humanitarias", pero la mayoría de ellos permanecieron a bordo para el mantenimiento del petrolero.

Irán era uno de los principales proveedores de petróleo de Corea del Sur hasta que Seúl interrumpió sus compras en 2018 después de que Estados Unidos, bajo el mandato del presidente Donald Trump, decidiera salir del acuerdo nuclear internacional con Irán.

Teherán acusó a Seúl de tener como "rehenes" 7.000 millones de dólares (5.700 millones de euros) de fondos de propiedad iraní, pero negó repetidamente que la incautación del petrolero esté relacionada con esta cuestión.

- Negociaciones en Viena -

El nuevo presidente estadounidense Joe Biden dijo estar dispuesto a tratar de salvar el acuerdo sobre el programa nuclear iraní. Esta semana se iniciaron negociaciones entre la comunidad internacional e Irán en Viena con este fin.

Corea del Sur anunció en marzo que había llegado a una solución para desbloquear los fondos, pero esperaba la luz verde de Washington.

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, había dicho que Washington se oponía, a menos que la República Islámica respetase de nuevo el acuerdo internacional sobre su programa nuclear.

El ministerio surcoreano de Relaciones Exteriores no hace mención a estos fondos en su comunicado del viernes.

Por parte del propietario del buque, DM Shipping, nadie quiso hacer comentarios en un primer momento.

Según varios medios de prensa surcoreanos, el primer ministro, Chung Sye-kyun, viajará próximamente a Teherán.

El apresamiento del "Hankuk Chemi" fue el primero que realizaron las fuerzas iraníes en más de un año.

Los Guardianes de la Revolución interceptaron en julio de 2019 al petrolero "Stena Impero" de pabellón británico en el estrecho de Ormuz, por el que transita una quinta parte de la producción mundial de petróleo, antes de liberarlo un mes más tarde.

El apresamiento del "Stena Impero" fue interpretado entonces como una respuesta al que realizaron las autoridades británicas en Gibraltar de un petrolero iraní que fue liberado pese a las objeciones estadounidenses.

Teherán han negado cualquier relación entre los dos incidentes.

Las fuerzas iraníes han apresado al menos otros seis buques este año por supuesto contrabando de carburante.

cdl/slb/af-pc/zm