Irán detuvo a ocho personas "vinculadas a la CIA" durante protestas

1 / 3

Foto facilitada por la página oficial del líder supremo de Irán, ayatolá Ali Jamenei, durante un mítin con miembros del Basij, una milicia leal a la República Islámica, con motivo de la "Semana del Basij" en Teherán, el 27 de noviembre de 2019. Jamenei dijo que los iraníes habían frustrado un "peligroso" complot tras las protestas contra el aumento de los precios del combustible

Foto facilitada por la página oficial del líder supremo de Irán, ayatolá Ali Jamenei, durante un mítin con miembros del Basij, una milicia leal a la República Islámica, con motivo de la "Semana del Basij" en Teherán, el 27 de noviembre de 2019. Jamenei dijo que los iraníes habían frustrado un "peligroso" complot tras las protestas contra el aumento de los precios del combustible

Irán detuvo a ocho personas acusadas de estar "vinculadas a la CIA" y de recabar información para enviarla al extranjero durante las violentas protestas que siguieron al anuncio de aumentar el precio de la gasolina.

La República Islámica cerró prácticamente el acceso a internet el 16 de noviembre, al día siguiente del sorpresivo anuncio de aumentar un 200% el precio de los combustibles.

La represión de las fuerzas de seguridad desplegadas para contener la ira de los manifestantes, que en algunas zonas quemaron bancos, gasolineras y comisarías de policía, dejaron muertos y detenciones.

La onegé neoyorquina de defensa de los derechos humanos, Human Rights Watch, acusó el miércoles a Teherán de "ocultar deliberadamente" más de 100 muertes y miles de detenciones durante la represión.

Oficialmente, las autoridades solo han confirmado cinco muertos y 500 detenidos, incluidos unos 180 "cabecillas".

Amnistía Internacional anunció el lunes que desde el 15 de noviembre, han perdido la vida al menos 143 manifestantes.

- Agentes extranjeros -

Los últimos detenidos son ocho personas "vinculadas a la CIA", informó la agencia estatal IRNA el miércoles por la noche.

"Se han identificado y detenido a algunos sujetos que intentaron reunir informaciones sobre los disturbios recientes y enviarlas fuera del país", informó IRNA citando al director general del departamento de contraespionaje del ministerio de Inteligencia y Seguridad Nacional (VEVAK).

Seis de los detenidos están acusados de "participar en las manifestaciones y cumplir órdenes", informó IRNA, sin dar más detalles.

Otros dos, detenidos cuando iban a abandonar el país, están acusados de recabar información y enviarla al extranjero, según la agencia.

"Han sido entrenados en diferentes países en recabar información como periodistas", agregó.

El secretario de Estado americano, Mike Pompeo, aseguró el martes que se habían recibido "20.000 mensajes, vídeos y fotos y notas de los abusos del régimen" a través de la aplicación de mensajería Telegram de los iraníes, después de que Estados Unidos alentó a la población a desafiar las restricciones impuestas al uso de internet.

Las protestas se producen un año y medio después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidiera abandonar de manera unilateral el acuerdo nuclear alcanzado por la comunidad internacional y reintroducir sanciones económicas al régimen de los ayatolas para contrarrestar la creciente influencia de Irán en la región.

Irán culpa del descontento popular a "matones" apoyados por fuerzas externas enemigas, entre ellas Estados Unidos, Israel y las Muyahidines del Pueblo de Irán, un grupo armado de oposición en el exilio que Teherán tilda de terroristas.

Irán culpa del descontento a "matones" apoyados por fuerzas externas enemigas, entre ellas Estados Unidos, Israel y las Muyahidines del Pueblo de Irán, una oposición armada en el exilio que tilda de teroristas.

El líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei, dijo el miércoles en la televisión pública que en su país se ha producido una conspiración "muy peligrosa".

"La población frustró una conspiración muy peligrosa en la que se gastó mucho dinero para destruir, viciar y matar a gente", dijo Jamenei en la televisión.

En Twitter, Jamenei "agradeció con el corazón" a los miles de manifestantes que salieron a las calles el lunes para apoyar al gobierno.

"La gente demostró una vez más que es poderosa y estupenda y derrotó a la gran conspiración del enemigo con su presencia en las calles", dijo.