Irán condena a 26 años de cárcel al futbolista Amir Nasr-Azadani por su participación en las protestas

Amir Nasr-Azadani
Amir Nasr-Azadani

El futbolista iraní Amir Nasr-Azadani fue condenado este lunes a 26 años de cárcel por supuestamente haber atentado contra tres funcionarios de seguridad durante las protestas en su país.

Junto a Nasr-Azadani, otros tres hombres fueron condenados a muerte por los presuntos atentados, informó la agencia de noticias iraní Mizad.

El caso Nasr-Azadani se volvió viral durante la celebración del Mundial de Qatar 2022, en diciembre, cuando distintos estamentos denunciaron que el defensor de 26 años -y quien juega en el club nacional Iranjavan- había sido detenido por las fuerzas iraníes.

Activistas y organismos como Federación Internacional de Futbolistas (FIFPRO, por sus siglas en inglés) señalaron que Nasr-Azadani había sido arrestado por apoyar las protestas contra la represión del régimen de los ayatollah, particularmente contra las restricciones de derechos de las mujeres, y que podía ser condenado a muerte.

Estas protestas, que se originaron en septiembre y son las más grandes desde la revolución islámica de 1979, se desataron tras la muerte de Mahsa Amini, una joven de 23 años, a manos de la llamada "policía de la moral".

Amini, quien era de origen kurdo, fue detenida por no usar correctamente el velo, una norma obligatoria en el país. Luego apareció en un hospital iraní con evidentes signos de tortura y falleció dos días después de su detención.

Su muerte desató una serie de fuertes reclamos a lo largo del país, liderados por mujeres, que hasta ahora han causado la muerte de cerca de 500 personas y miles de heridos.

La justicia iraní ha ejecutado a cuatro personas por lo que llaman "delitos contra Dios", o "moharebeh".

Amir Nasr-Azadani en fotos
El caso de Amir Nasr-Azadani alcanzó varios rincones del planeta.

Fue en medio de esta avanzada cuando se conoció el caso de Nasr-Azadani. En diciembre pasado, medios internacionales señalaron que el futbolista ya había recibido una sentencia a la pena capital, aunque apenas estaba siendo juzgado.

Distintos grupos, e incluso actrices y cantantes internacionales -como la colombiana Shakira-, le pidieron a la FIFA que interviniese en el caso.

De acuerdo con los argumentos de la justicia iraní, Nasr-Azadani hacía parte de un grupo de hombres que habían causado la muerte de tres funcionarios de seguridad durante unas protestas antigubernamentales, el pasado 16 de noviembre.

Este crimen es considerado como "una guerra contra Dios", por lo que su condena es la pena de muerte.

En la sentencia, que se dio a conocer este lunes y que puede ser apelada, el futbolista recibió una condena total de 26 años por tres cargos distintos, pero relacionados con "asistir a personas a cometer crímenes contra Dios".

Condenas a muerte

El gobierno islámico que rige Irán se ha visto sacudido por disturbios civiles desde la muerte de la joven Amini.

Y las últimas sentencias, que aún pueden ser apeladas, elevan a 17 el total de personas condenadas a muerte durante los más de tres meses de protestas.

Protestas en las calles de Irán
Las manifestaciones se extendieron a 161 ciudades en todas las 31 provincias del país y se consideran uno de los desafíos más serios contra la República Islámica desde la revolución de 1979.

Cuatro de estos condenados ya han sido ejecutados y otros dos se preparan para afrontar su pena después de que la Corte Suprema del país confirmara sus sentencias.

En el caso por el que se juzgó al futbolista iraní, también fueron condenados Saleh Mirhashemi, Majid Kazemi y Saeed Yaghoubi por cargos de "moharebeh".

Y además, fueron declarados culpables de pertenecer a un "grupo delictivo con la intención de perturbar la seguridad del país", un cargo que conlleva una pena de 10 años de cárcel.

Además de los cuatro condenados a muerte, un quinto hombre fue enviado a prisión por los mismos delitos.

Las ejecuciones han provocado indignación mundial y nuevas sanciones por parte de naciones occidentales contra el gobierno de Teherán.

Según el organismo de derechos humanos Amnistía Internacional, con sede en Londres, Irán ocupa el segundo lugar después de China en el uso de la pena de muerte, con al menos 314 personas ejecutadas en 2021.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.